19 de febrero de 2020
18 de enero de 2020

El Plan de Inspección 2020 evaluará los centros sanitarios para dar mejor calidad y seguridad a los pacientes

El Plan de Inspección 2020 evaluará los centros sanitarios para dar mejor calidad y seguridad a los pacientes
Centro de salud Virgen de la Cabeza de Andújar - EUROPA PRESS - JOSÉ GONZÁLEZ - ARCHIVO

SEVILLA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Inspección de Servicios Sanitarios de la Junta de Andalucía de este año avanzará en la evaluación de los centros para mejorar la calidad asistencial, así como para garantizar que se da respuesta a las expectativas de la ciudadanía y la atención a sus derechos, haciendo especial hincapié en la seguridad asistencial.

Éstas son algunas de las líneas de trabajo previstas para 2020, siguiendo las directrices del Segundo Marco Director de Inspección de los Servicios Sanitarios de Andalucía, según reseña en una nota de prensa la Consejería de Salud y Familias, que ahonda en que su Inspección de Servicios Sanitarios continuará asesorando a centros y profesionales sanitarios en la implantación de programas y prestaciones, reevaluando elementos ya evaluados en anteriores Planes y revisando las propuestas de mejoras realizadas en años anteriores.

Estas medidas se harán de forma más pormenorizada en los hospitales y centros de cirugía mayor ambulatoria de toda la comunidad, tanto de naturaleza pública como privada, haciendo además una revaluación del servicio de Urgencias.

Además, Salud y Familias continuará analizando el Plan de Cuidados Paliativos, el programa de Muerte Digna y la aplicación de la normativa que regula la documentación en las voluntades vitales anticipadas. A este respecto, en este ejercicio se analizará la aplicación de esta normativa en Residencias de Mayores y centros de Atención Primaria como principal novedad, ya que el año anterior el estudio se realizó a nivel hospitalario.

CENTROS DE ESPECIAL COMPLEJIDAD

Los servicios de Inspección verificarán también los requisitos de calidad y normativa específica en centros de especial complejidad, como son los centros y servicios de transfusiones, los bancos de tejidos y los centros de reproducción humana asistida, así como en los programas de trasplantes de órganos tejidos y de progenitores hematopoyéticos, todos ellos con regulación europea que exigen de su auditoría. Como novedad, analizarán la publicidad en los centros de reproducción humana asistida durante este 2020.

A lo largo de este año, los inspectores realizarán una auditoría del 'Código Infarto', puesto en marcha por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), un sistema de alerta que se activa desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias y conecta a los equipos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061), el Plan Integral de Demencia y el Plan Integral de Insuficiencia cardíaca.

Al tiempo, la Consejería afirma que habrá una "especial revisión" de los procesos y procedimientos que garanticen la seguridad del paciente. Para ello, se seguirán inspeccionando las clínicas dentales y los centros de medicina estética prevista en anteriores planes, y se incorpora como novedad la revisión de seguridad en las clínicas podológicas y en las unidades de endoscopias digestivas.

En cuanto a las prestaciones farmacéuticas, se revisarán los elementos de seguridad en todas las partes del proceso (distribución, prescripción y dispensación de medicamentos). Así, la Consejería viene trabajando este año en la evaluación de calidad de las oficinas de farmacia y los establecimientos sanitarios (almacenes de distribución, oficinas de farmacia y depósitos de medicamentos).

En el área farmacéutica, se continuará además con la revisión de distintos aspectos de calidad en ensayos clínicos y la verificación del cumplimiento normativo en las investigaciones con medicamentos y ensayos clínicos.

Asimismo, para este año, el Plan de Inspección intensifica las actuaciones de búsqueda activa contra el fraude en la prestación farmacéutica, como el comercio ilegal de medicamentos o la dispensación irregular de recetas del sistema sanitario público y de la prescripción con fines abusivos.

Junto a estas actividades, la Inspección de Servicios Sanitarios realiza además procedimientos de autorización de funcionamiento de centros sanitarios privados, residencias, clínicas dentales y estéticas, entre otros.

Por último, en relación con las novedades en incapacidad temporal, Salud y Familias abordará nuevos cambios en los sistemas de gestión y de información que ayude a los médicos de Atención Primaria en la verificación de una posible situación de contingencia profesional y de procesos de recaídas que garanticen la mejor prestación a los ciudadanos en situación de baja laboral. La Consejería seguirá, igualmente, garantizando la buena calidad de las propuestas de altas de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social y volverá a insistir en la tutela de los médicos de Atención Primaria como responsables directos de la prestación, apoyando y formando en el manejo de las situaciones más prevalentes.

ACTIVIDAD EN 2019

En 2019, la Inspección de Servicios Sanitarios realizó más de 200.000 actuaciones, entre las que destacan 1.848 evaluaciones de calidad en centros privados. De esta forma, se evaluaron 85 residencias asistidas, 1.276 clínicas dentales, 365 clínicas estéticas, 18 servicios de transfusión, 91 centros de atención infantil temprana y 13 centros de reproducción humana asistida.

En cuanto a la colaboración con la sanidad pública andaluza, durante 2019 se revisó en 35 hospitales la prestación de las terapias respiratorias domiciliarias, en otros 61 hospitales y distritos sanitarios se analizó el transporte sanitario y se evaluaron 43 unidades de implantes de tejido osteotendinoso y siete de progenitores hematopoyéticos dentro de los programas de trasplantes.

Dentro de la asistencia de salud mental, se estudió la infraestructura disponible tanto a nivel hospitalaria como comunitaria en todos los centros públicos así como el análisis de los procedimientos de ingresos involuntarios y de contención mecánica, y se revisaron diversos aspectos de calidad en siete ensayos clínicos. No obstante la actividad principal se centró en el análisis de los tiempos de espera en servicios sanitarios de los hospitales públicos.

Por otra parte, la Administración Sanitaria autorizó, tras informe de la inspección, el funcionamiento de 4.951 centros sanitarios y resolvió 262 denuncias y reclamaciones sobre asistencias sanitarias.

En el área de farmacia, siguiendo la actividad prevista en el Plan anual de Inspección de 2019, se ha realizado la siguiente actividad: se han evaluado 160 farmacias, haciendo especial hincapié en la tutela de los derechos de los pacientes que acuden a estos establecimientos sanitarios.

Por otro lado, se han evaluado 16 servicios de farmacia hospitalaria, todos ellos en centros públicos, detectando áreas de mejora, que se han puesto en conocimiento de los respectivos gerentes. En el ámbito de la distribución de medicamentos de uso humano, se han realizado 28 inspecciones al objeto de emitir el preceptivo certificado de "buenas prácticas de distribución" y se han resuelto 60 reclamaciones relacionadas con el uso de la prestación farmacéutica.

Especial importancia ha tenido el programa de evaluación del uso de nuevos anticoagulantes y parches de lidocaína, por cuanto ha ayudado a identificar, mejoras y aumentar la seguridad en el uso de estos medicamentos. Como otros años, se han evaluado 39 centros sociosanitarios al objeto de comprobar que en ellos se está haciendo un uso seguro de los medicamentos.

En relación a la búsqueda activa contra el fraude, se han realizado 114 actuaciones y por último, en colaboración con la Agencia Española del Medicamento y productos sanitarios (AEMyps), se ha realizado el programa de Control de calidad de medicamentos en el mercado.