15 de noviembre de 2019
21 de octubre de 2019

Así es el movimiento FIRE de superahorradores

Así es el movimiento FIRE de superahorradores
Estar donde estésSABADELL

Este sueño tan ambicioso es el que persiguen los seguidores del movimiento FIRE. Esta tendencia que llega desde Estados Unidos mezcla ahorro e inversión para alcanzar la libertad financiera lo antes posible y poder vivir la vida que uno desea.

¿Qué es el movimiento FIRE?

El término FIRE es el acrónimo inglés de Financial Independence Early Retirement, que ha querido jugar con el término fire (que significa fuego). La traducción literal a nuestro idioma sería Independencia Financiera y Retiro Temprano.

Y, precisamente, ‘a fuego’ tienen grabados los seguidores FIRE el objetivo de jubilarse jóvenes (a los 40 años o antes) o de alcanzar la libertad financiera para los que no piensan dejar de trabajar.

Últimamente, el movimiento FIRE está en boga, pero este concepto no es nuevo. Éste surgió en la década de los noventa a raíz del best-seller Your Money or Your Life, de Vicki Robin, y desde entonces su comunidad no ha parado de crecer, sobre todo en los países anglosajones. Su filosofía encaja especialmente bien entre los jóvenes que huyen de una jornada laboral al uso de ocho horas y quieren disfrutar más y mejor de su tiempo.

La pregunta clave en este punto es cómo alcanzar el objetivo de dejar de trabajar joven que se marcan los seguidores de este movimiento. Las tres herramientas para lograrlo son ahorro, inversión y tiempo. La libertad financiera no se logra de un día para otro, y por eso la paciencia es una virtud de quienes lo llevan a la práctica:

Ahorro y consumo consciente

El movimiento FIRE está compuesto de superahorradores, personas que van más allá del ahorro convencional. De hecho, hay quienes ahorran de forma automática más del 50% de sus ingresos, algo que para la mayoría puede parecer ciencia ficción.

Este consumo consciente empieza por plantearte cuáles son tus verdaderos objetivos vitales y enfocar los gastos hacia ellos. De forma resumida: gastar en lo que te hace realmente feliz y sea significativo y reducir todo lo que no lo haga. En otras palabras, unos zapatos nuevos por puro capricho, rara vez te acercarán a tus objetivos vitales (dejar de trabajar, comprar una casa, o viajar, por ejemplo).

Al final, se trata de tener claro que, cuanto menos necesites para vivir, más libertad financiera tendrás. Por eso mismo, los seguidores del movimiento FIRE huyen del consumismo y de muchos gastos que para otras personas pueden parecer básicos. Y es que, si tu presupuesto mensual es de 1.000 €, necesitarás mucho menos para jubilarte a los 40 que si tus gastos son de 1.500 €.

Invertir a largo plazo

El ahorro es la base para jubilarte joven. Pero para acelerar el proceso también es necesaria la inversión a largo plazo. El movimiento FIRE aprovecha el interés compuesto para que esos ahorros invertidos crezcan más rápido.

Si solo ahorras un 25% de tu salario, necesitarás 20 años para alcanzar diez años de libertad financiera. Si además inviertes ese dinero, podrías conseguir ese objetivo en doce años con una rentabilidad anual del 8%.

Por dónde empezar

Ahora que ya sabes qué es el movimiento FIRE, solo queda ponerse en marcha. Estos son los cuatro primeros pasos que debes dar:

  1. Ahorra de forma automática un porcentaje de tu salario.
  2. Haz un presupuesto con tus gastos y decide cuáles son significativos.
  3. Ahorra, ahorra, ahorra… Paciencia, ya sabes.
  4. Busca fórmulas de inversión a largo plazo.
Contador

Lo más leído en Estar donde estés