17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 21 de abril de 2019

    El PP cree que PNV "ve una oportunidad en Sánchez para volver a los tiempos del Plan Ibarretxe"

    Maroto advierte de que votar al PNV en Álava es "votar un cheque en blanco para Sánchez"

    El PP cree que PNV "ve una oportunidad en Sánchez para volver a los tiempos del Plan Ibarretxe"
    ANC- EUROPA PRESS

    VITORIA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha acusado este domingo al PNV de haber emprendido ya el camino de "demolición del Estatuto de Gernika" y cree que los 'jeltzales' ven "una oportunidad en Sánchez para volver a los tiempos del Plan Ibarretxe", a los "tiempos de la división".

    En un acto electoral celebrado en Vitoria, Alonso ha hecho referencia a la celebración del Aberri Eguna (Día de la Patria) este domingo en Bilbao por parte del PNV para criticar que con este acto anual, los 'jeltzales' "nos quieren decir que esa patria es suya, que es una patria de nacionalistas y para nacionalistas".

    "Hoy celebran la exaltación de un país solamente para ellos, de su exclusiva propiedad. Este es el proyecto del PNV, el proyecto histórico de Sabino Arana y hoy ellos lo vuelven a renovar, renuevan su compromiso con un proyecto que es siempre de división, de exclusión", ha insistido.

    En este sentido, también ha criticado el "proyecto de Estatuto" acordado entre PNV y EH Bildu en el Parlamento Vasco, para afirmar que "considera a todos los demás extranjeros y enemigos de esa patria", un proyecto que "pretenden ocultar en campaña".

    "Si un partido de ámbito nacional congregara a militantes, gentes, en una campa y proclamara el día de la patria, ¿qué se diría de ese partido?; ¿en qué partido estáis pensando?. ¿ No os dais cuenta de lo que se parece el nacionalismo al nacionalismo?; ¿el patrioterismo al patrioterismo?; ¿la visión estrecha de la vida con las visiones estrechas de la vida en la que para ser tu vasco o español tienes que ser vasco o español, como yo te diga?", ha indicado.

    Alonso ha defendido que el proyecto por el que el PP vasco ha "luchado" es un proyecto de "libertad, de respeto, de concordia", que tiene en cuenta que Euskadi es "plural" y que "hay distintos sentimientos de identidad" porque "hay gente que se siente nacionalista y otra que no, pero el país no puede ser nacionalista porque debe de ser abierto a todas las identidades".

    "Hoy volvemos a reivindicar lo mismo, porque ésa es nuestra convicción porque esto, y particularmente el territorio de Álava es un lugar de encuentro, de mezcla, de mestizajes, una tierra abierta que ha acogido a todos y que permite que todo el mundo pueda sentirse como quiera, porque ésa es la libertad y que lo pueda expresar en el espacio público y que no sea obligatorio ser nacionalista en esta tierra", ha subrayado.

    Para Alonso, con el Aberri Eguna, el PNV está celebrando "exactamente la idea contraria: este es el país de los nacionalistas y los que no lo son, serán vascos de peor condición". "Cada año y cada día nos lo vuelven a repetir y hay un proyecto que se frena o acelera según la coyuntura y las circunstancias. Hay un proyecto que se esconde y que se presenta en las elecciones generales, municipales, y forales", ha advertido.

    Asimismo, ha asegurado que el proyecto del PNV "necesita que Pedro Sánchez sea presidente del gobierno" para que inicie un proyecto de negociación con el independentismo catalán, abriendo un camino que vaya desbrozando oportunidades para superar el marco de encuentro y convivencia en el País Vasco".

    "El PNV ha emprendido ya el camino de demolición del Estatuto de Gernika. Lo consideran superado", ha advertido, para afirmar que "existe un proyecto para superar el Estatuto de autonomía, para quebrar ese marco de convivencia".

    Alonso ha asegurado que "el PNV ve una oportunidad en Sánchez para volver a los tiempos del Plan Ibarretxe", a los "tiempos de la división y del cuestionamiento del Estatuto de Gernika".

    ELEGIR SILLONES, NO PRINCIPIOS

    "Yo acuso a los socialistas de haberse vendido a las tesis de los nacionalistas; de haber hecho dejación de la defensa de la idea de España en el País Vasco; de habernos dejado solos porque juntos defendimos la Constitución y el Estatuto en esta tierra, y ahora ellos se han plegado absolutamente a los discursos del PNV. Yo acuso a los socialistas de haber elegido la comodidad, ha preferido sillones que principios", ha criticado.

    Por ello, ha afirmado que el PSE "no está en condiciones de representar a los alaveses" porque "ya no defiende las ideas que habíamos defendido juntos tanto tiempo" y ha aseverado que el próximo 28 de abril, el PP ofrece a los electores la "papeleta de la concordia, de la garantía de que aquí no va a haber aventuras, rupturas y que no nos van a arrastrar por el camino de los catalanes".

    "El PNV ve una oportunidad en la debilidad de España y el voto del PP es el voto de la fortaleza de España y por eso hay que agrupar el voto y emitirlo con claridad", ha subrayado.

    CHEQUE EN BLANCO PARA PSOE

    En este sentido también se ha pronunciado el candidato del PP al Congreso por Álava, Javier Maroto, quien ha afirmado que "los nacionalistas están buscando en el armario trajes de deporte para salir corriendo el día 28 para tratar de apoyar a Sánchez", con el objetivo de "hacer como Rufián y esperar a ver cuándo más débil es Sánchez". "Votar al PNV en Álava es votar un cheque en blanco para Sánchez", ha asegurado.

    Maroto ha acusado al candidato del PSOE, Pedro Sánchez, de "tratar de esconderse" y de intentar "boicotear el debate de TVE" porque al debatir sobre economía "tiene miedo de que se le suelten las gomas de la careta y aparezca la cara de verdad, que es la de Zapatero" porque "son las mismas políticas para hacer lo mismo: más crisis, más impuestos y más paro".

    Tras poner en valor la gestión "con rigor" del PP, ha advertido de que el próximo 28 de abril, votar al PSE en Álava es "hacer daño" a "20.000 parados, 20.000 trabajadores del sector automovilístico y a 77.000 pensionistas". "El PSE en Álava es ya un riesgo para más de 117.000 alaveses", ha insistido.

    Por último, ha advertido de que "si votamos divididos, Sánchez se queda" y ganan Bildu, Podemos, el nacionalismo y el socialismo que "empobrece a los alaveses".

    Para leer más