23 de julio de 2019
  • Lunes, 22 de Julio
  • 2 de febrero de 2008

    9M.- Ziarreta afirma que EA será "la garantía" de que la consulta "va a estar encima de la mesa en Madrid"

    Cree que la Iglesia ha "irrumpido con fuerza" para pedir el voto para el PP, haciendo "política activa", como en la época franquista

    SAN SEBASTIAN, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de EA, Unai Ziarreta, afirmó hoy que su partido será "la garantía" de que la consulta del 25 de octubre "va a estar encima de la mesa en Madrid". Además, destacó que, como su partido no tiene "compromisos ni hipotecas", los votos de EA "no se subastarán en función de quien ocupe el sillón de La Moncloa".

    Tras señalar que la citación de ANV y EHAK para que comparezcan ante el Tribunal Supremo "es un paripé" porque, en su opinión, ya está decidida su ilegalización, consideró que la Iglesia ha "irrumpido con fuerza" para pedir el voto para el PP, haciendo "política activa" como en la época "predemocrática", en referencia al franquismo.

    Ziarreta realizó estas declaraciones en un acto de precampaña electoral celebrado hoy en San Sebastián para presentar a los candidatos de EA al Congreso, Nekane Alzelai, Jesús María Larrazabal, Amaia Larrañaga, Juan Carlos Bengoa, Josemi Gómez, Begoña Lasagabaster, y al Senado Maite Etxaniz, Pello Urizar, Lore Martínez, por Gipuzkoa.

    El líder de EA destacó que las próximas elecciones generales son "muy importantes" y afirmó que su formación concurrirá a ellas como "garantía" de que la resolución política del conflicto de Euskal Herria, la 'Hoja de Ruta' del Gobierno vasco, y la consulta planteada para el próximo 25 de octubre" van a estar "encima de la mesa en Madrid".

    Ziarreta señaló que una de las principales "ventajas" de su partido es que no tiene "compromisos ni hipotecas" con ninguna formación política, y por ello "no va a entrar en el intercambio de cromos con el PP o el PSOE". "Los votos de EA no se van a subastar en función de quien acabe ocupando el sillón de la Moncloa", aseguró.

    En este sentido, afirmó que los votos que obtenga EA "van a servir para avanzar hacia un nuevo escenarios" basado en "un acuerdo integrador y que tenga como base el respeto a la palabra dada a la ciudadanía vasca". Por ello, subrayó que EA supondrá en las Generales como "el voto abertzale útil" que "garantiza compromisos serios para desatar el nudo gordiano del conflicto político de Euskal Herria".

    "EA va a ser la voz del pueblo, la voz de la igualdad de oportunidades en Madrid, de la consulta, del derecho a autodeterminación, y del derecho del pueblo vasco a decidir su futuro", reiteró.

    "INTRANSIGENCIA"

    Por otro lado, advirtió que los próximos comicios pueden servir para "acercar a la solución" del citado "conflicto", o para "alejarse" de la misma. De esta forma, señaló que "independientemente de quien ocupe el sillón de la Moncloa, PP o PSOE" va a ser "muy difícil" que esas formaciones "puedan permanecer en las posiciones de inmovilismo e intransigencia que vienen manteniendo desde hace muchos años".

    En cuanto a PP y PSOE, criticó que están utilizando en la precampaña "la cuestión vasca como arma arrojadiza" para "darse de bofetadas unos a otros en cara ajena", que es "la cara de los vascos", en un momento en el que "miles de personas van a estar privadas de sus derechos civiles y políticos", unos por "la amenaza permanente de sufrir un atentado terrorista" y otros por las posibles ilegalizaciones de EHAK y ANV.

    Sobre estas, opinó que citarles a declarar "antes de que se vulnere un derecho fundamental como la actividad política", es lo "menos" que se puede hacer. En todo caso, lamentó que se trata de "un paripé" porque "la decisión de ilegalizar" a los citados partidos está "absolutamente tomada" y se está usando de manera "absolutamente partidaria", lo que no contribuye a posicionarnos "en un escenario de optimismo" de cara a "solucionar los problemas" del pueblo vasco.

    También denunció que la Conferencia episcopal también a "irrumpido con fuerza" en el periodo preelectoral para "pidiendo de una manera clara el voto para el PP" lo cual "retrotrae a situaciones en las cuales" la Conferencia "hacía política de manera activa", en referencia a "la situación predemocrática" del franquismo.

    Finalmente, criticó que "30 años de democracia y de Constitución no han servido ni al PP ni al PSOE para saber que la paz no va a llegar jamás a través del recorte de los derechos y las libertades fundamentales".

    "DERECHO A DECIDIR"

    Por su parte, Arzelai señaló que EA defenderá en el Congreso "los valores democráticos" y hará "oír lo que no quieren oír, que el pueblo vasco es soberano para decidir su futuro". En este sentido, afirmó que su formación peleará "por el derecho a decidir" y representará a la "voz abertzale, libre no condicionada y de izquierda" de la sociedad.

    La cabeza de lista de EA al Congreso por Gipuzkoa, recordó que "Euskal Herria no puede esperar más" y requiere de "soluciones que ayuden a poner fin al conflicto". Asimismo, se comprometió a trabajar por la equiparación del salario mínimo interprofesional a los europeos, por ampliar las ayudas para viviendas en alquiler a los "mileuristas mayores de 31 años", por la regeneración del puerto guipuzcoano de Pasaia o por reducir la tasa del IPC.

    A su juicio, no es de recibo que el Gobierno socialista celebre un "superavit del 2,5% en los presupuestos" cuando "hay tantas necesidades sin cubrir" entre los ciudadanos.

    Por último, se preguntó "qué beneficio saca" Euskadi de "seguir perteneciendo al Estado" cuando de cada "nueve euros que llevan los vascos a Madrid sólo vuelven 1,5 euros".