10 de abril de 2020
24 de marzo de 2014

De Andrés cree que Sortu quiere que los presos "salgan a la calle" porque "son sus amigos" y comprende sus "crímenes"

De Andrés cree que Sortu quiere que los presos "salgan a la calle" porque "son sus amigos" y comprende sus "crímenes"
EUROPA PRESS

BILBAO, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El diputado general de Álava, Javier de Andrés, ha asegurado que Sortu "no está en la línea de reconocer el daño causado" y sólo pretende que los presos de ETA "salgan a la calle" porque "son sus amigos" y "comprende perfectamente los crímenes que han cometido".

De esta forma, el también vicesecretario general del PP vasco ha aludido a las manifestaciones en las que el presidente de Sortu, Pernando Barrena, afirmó que exigir a los presos de ETA una petición de perdón por el daño causado para acceder a beneficios penitenciarios constituye "un intento baldío de humillación añadida".

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, De Andrés ha asegurado que muchos de los presos de ETA que están en la cárcel y "han cometido delitos terribles" son "asesinos en serie, personas que tienen una pena, en algunos casos, de cientos de años" y que, gracias a "un sistema penitenciario que pretende la reinserción, no van a pasar nunca más de 30 años en la cárcel".

"Lo que ocurre es que hay gente a la que le parece mucho 30 años y cree que esos crímenes se deben resolver porque no van a matar más", ha manifestado. Además, ha recordado que el objetivo por el que se cumple pena de cárcel en el sistema penitenciario español es "por la reintegración", que "se demuestra reconociendo los errores que uno ha cometido".

"Si uno no reconoce los errores que ha cometido, es que no está reinsertado, con lo cual, no puede esperar beneficios penitenciarios de un sistema que, a lo que aspira, es a la reinserción de esas personas", ha dicho.

"SON SUS AMIGOS"

Para De Andrés, lo defendido por Sortu demuestra que "no está en esa línea de reinserción de reconocer el daño causado" y que "lo único que quiere" Arraiz es "que los presos salgan a la calle porque son sus amigos y comprenden perfectamente todos los crímenes que han cometido".

"Si alguien piensa que por pedir perdón al día siguiente van a estar en la calle, entonces pedirían perdón los criminales del terrorismo islámico, las bandas albanokosovares y cualquier violador que hubiera en las cárceles", ha dicho.

Para el diputado general alavés, "pedir perdón es una parte del proceso de reinserción", por lo que ha advertido de que "no pueden pensar que se acaban las responsabilidades y el castigo penitenciario simplemente por eso".

Ha insistido en que "ha habido personas que han cometido delitos de terrorismo gravísimos, que en ningún caso van a pasar más de 30 años en la cárcel y a los que se les está pidiendo un reconocimiento del daño causado".

"Eso no es ningún acoso, ningún trato de castigo, eso es, simplemente, una política penitenciaria razonable y racional, de las más flexibles de Europa", ha concluido.