15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 22 de septiembre de 2008

    Atentados.-Izquierda abertzale dice que "las acciones armadas" y las ilegalizaciones muestran "la crudeza del conflicto"

    Advierte de que "toda expresión violenta" sólo acabará cuando se supere el marco constitucional y se permita a los vascos decidir

    BILBAO, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La izquierda abertzale afirmó hoy que "las acciones armadas" de ETA, las ilegalizaciones "y los juicios sumarísimos" muestran "la crudeza del conflicto". Además, advirtió de que "toda expresión violenta" sólo acabará cuando se supere el marco constitucional y se permita a los vascos decidir.

    En un comunicado, la izquierda abertzale se refirió a "los acontecimientos de estos últimos días", en referencia a "las prohibiciones de manifestaciones, detenciones masivas, torturas, ilegalizaciones de partidos y organizaciones políticas, encarcelamiento de militantes del movimiento pro amnistía, juicios sumarísimos contra organismos e instituciones a favor de los derechos de Euskal Herria, así como a las acciones armadas".

    A su juicio, todo ello "constituye una reveladora imagen de la crudeza del conflicto político que vivimos en Euskal Herria", y evidencian "la necesidad de abordar con urgencia la solución de dicho conflicto político mediante el establecimiento de un escenario democrático, basado en la libertad y en el respeto de los derechos de este pueblo".

    "A estas alturas, es de sobra conocido que la solución pasa por superar este marco constitucional de imposición, negación y partición y establecer un marco que reconozca y garantice los derechos nacionales de Euskal Herria. Tan sólo de esa forma será posible superar el conflicto político y por consiguiente, toda expresión violenta del mismo", aseveró.

    En esta línea, aseguró que, "tras el fracaso del pasado proceso negociador, en el que tanto el PSOE como el PNV dijeron que 'no' a la consecución de un marco democrático para Euskal Herria, la premisa para la resolución democrática del conflicto siguen estando encima de la mesa".

    Asimismo, precisó que "la solución ha de ser política y dialogada, y pasa por dar cauce democrático a las legítimas aspiraciones de este pueblo, por permitir que los ciudadanos de este país puedan decidir libremente su presente y su futuro, en definitiva, por abrir las puertas al libre desarrollo de todos los proyectos políticos, incluido el de la independencia".

    "EL PSOE, EN DIRECCION OPUESTA"

    No obstante, apuntó que "el Estado español, comandado por el PSOE, está profundizando en la dirección opuesta". "Se puede decir más alto pero no más claro: 'no hay más sujeto de decisión que el pueblo español y todo aquel que no acepte la Constitución española quedará fuera de la Ley'. O lo que es lo mismo, no hay posibilidad no ya de materializar, sino ni siquiera de defender ningún proyecto político que no sea el de 'la unidad de España'", subrayó.

    En este sentido, calificó de "curiosa democracia ésta que niega cualquier sujeto de decisión que no sea el del pueblo español y que impone la aceptación de un proyecto político concreto bajo pena de ilegalización, detención, tortura y cárcel". "Y es que hace tiempo que el PSOE ha hecho suya la máxima del PP de 'todos a la cárcel'", destacó.

    En su opinión, "es una falacia que puedan defenderse todos los proyectos políticos por vías políticas y democráticas, tal como recordaba este fin de semana" el presidente de EA, Unai Ziarreta, al afirmar que 'llevan años mintiéndonos cuando nos dijeron que por medios democráticos se podían conseguir todos los objetivos políticos'.

    "El marco constitucional-autonómico no sólo rechaza la posibilidad de que Euskal Herria sea dueña de su futuro, sino que, además, ha permitido que 30 años después, vuelva el franquismo en forma de ilegalización de partidos políticos, detenciones y juicios políticos, leyes de excepción para eliminar toda disidencia política y conculcación sistemática de derechos y libertades fundamentales. En resumen, en Euskal Herria vivimos un auténtico estado de excepción", aseveró.

    "PETICIONES DE CONDENA"

    Tras señalar que hoy, tras los tres atentados cometidos este fin de semana por la banda armada, "como ya es habitual en estos casos, todas las miradas volverán a dirigirse a la izquierda abertzale, en forma de interpelaciones y peticiones de condena de la violencia", dijo que el origen de ésta "se sitúa precisamente en la falta de democracia y en la conculcación sistemática de derechos que padece el pueblo vasco".

    Para la izquierda abertzale, las "interpelaciones y peticiones de condena, más que reforzar la necesidad de una salida democrática, buscan criminalizar y aislar políticamente a la izquierda abertzale, cuyo objetivo prioritario ha sido, es y será la superación del conflicto político y armado en términos democráticos".

    En ese sentido, denunció "la hipocresía de la inmensa mayoría de la clase política de este país que calla, cuando no aplaude, al estado de excepción al que es sometido este pueblo, precisamente, con el objetivo de evitar un cambio político basado en el reconocimiento de los derechos de territorialidad y autodeterminación que permita la superación del conflicto político así como de toda expresión violenta del mismo".

    "Lo repetimos, todos los elementos siguen encima de la mesa. Ni la represión, ni los intentos de perpetuar el actual marco negador de derechos mediante la reedición de nuevos fraudes políticos van a solucionar el conflicto. Sólo un acuerdo político que instale en Euskal Herria un marco democrático puede resolver este conflicto", manifestó.

    Por ello, advirtió de que, "si el Estado español piensa que manteniéndose en la posición de 'no a la decisión del pueblo vasco, no a la solución', y reprimiendo a la izquierda abertzale, puede acabar con las ansias de libertad de este pueblo, se volverá a equivocar".

    "Ante esto la izquierda abertzale actuará con responsabilidad política y seguirá trabajando para que se respeten los derechos de Euskal Herria y de todos y todas sus ciudadanas porque ese es el único camino para solucionar el conflicto, porque eso es lo que demanda la inmensa mayoría de este país: soluciones verdaderas y duraderas", concluyó.