3 de diciembre de 2020
28 de octubre de 2020

Ayuntamiento de Bilbao reubica en el Campo Volantín la escultura de Jesús Lizaso 'Hombre vence al hierro. Tuercebarras'

Ayuntamiento de Bilbao reubica en el Campo Volantín la escultura de Jesús Lizaso 'Hombre vence al hierro. Tuercebarras'
Ayuntamiento de Bilbao reubica en el Campo Volantín la escultura de Jesús Lizaso 'Hombre vence al hierro. Tuercebarras'. - AYUNTAMIENTO DE BILBAO

Junto a 'Variante Ovoide' de Jorge Oteiza, 'Mascarón de Proa' de Nestor Basterretxea y 'Marinos del Consulado de Bilbao' de Agustín de la Herran

BILBAO, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bilbao ha reubicado en el Paseo del Campo Volantín la escultura de Jesús Lizaso "Hombre vence al hierro. Tuercebarras", hasta ahora situada en la explanada del Museo Itsasmuseum de Bilbao, donde fue instalada en el año 2013 por iniciativa del Consistorio bilbaíno y del propio museo.

Según ha informado el Consistorio, la nueva ubicación se ha consensuado con el artista y, conjuntamente, se ha decidido que esté junto a la Ría y en las inmediaciones del Puente Zubizuri. En ese mismo lugar, esta mañana el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, acompañado del autor, Jesús Lizaso, han llevado a cabo el descubrimiento de la escultura en su nuevo emplazamiento. De esta forma, el Consistorio convierte al Campo Volantín en el Paseo de Esculturas de Artistas Vascos.

Durante el acto, el alcalde le ha agradecido a Lizaso su aportación a la ciudad de Bilbao y ha añadido que la colocación de su obra en el Paseo de Campo Volantín es el homenaje del Ayuntamiento "a todos los escultores vascos" que son "un referente internacional en el arte contemporáneo".

En la actualidad, en este entorno se encuentran la escultura "Variante Ovoide" de Jorge Oteiza, "Mascarón de Proa" de Nestor Basterretxea y "Marinos del Consulado de Bilbao" de Agustín de la Herran.

Con la recién estrenada ubicación de esta escultura, tal y como ha señalado el alcalde, se persigue que "más personas, incluidos los turistas que pasean por esta zona, puedan admirar su belleza". "Se trata de un entorno privilegiado que encaja perfectamente con las características de la pieza, que nos evoca aquel pasado industrial de la Villa, a orillas de nuestra querida Ría. Es un emplazamiento idóneo y con un toque cultural para su reubicación", ha asegurado.

Así mismo, ha dicho que la incorporación de esta obra contribuirá a la "mejora estética" del entorno y servirá, además, para "acercar el arte a la ciudadanía", uno de los objetivos "estratégicos" del Ayuntamiento en el ámbito cultural.

EL ESCULTOR Y LA OBRA

La escultura "Hombre vence al hierro, Tuercebarras", de dos metros de altura y 700 kilogramos de peso, representa un personaje masculino de gran envergadura en posición semi-sedente. Con los talones apoyados en el suelo, porta entre sus manos una barra de grandes dimensiones que pretender doblegar.

Su autor, Jesús Lizaso, está considerado como uno de los principales referentes del arte vasco actual. Nació en Barakaldo en el año 1961 y su formación artística comienza en el ámbito artesanal cuando, en 1983, ingresa en el Taller de Cerámica y Escultura de Basauri, donde aprende las técnicas de la alfarería tradicional vasca.

La obra escultórica de Lizaso se caracteriza por la utilización de materiales como la madera, el acero o el bronce que, a pesar de su dureza y rigidez, moldea hasta convertirlos en "maleables, orgánicos y efímeros". En algunas de sus obras incorpora elementos cerámicos que evocan su primera etapa artística.

El artista ha expuesto sus creaciones en galerías e instituciones de ciudades, además de Bilbao, en Chicago, Madrid, Barcelona, Valencia, Tokyo, Toledo, Estoril, Lisboa y Florencia, entre otros.

El Ayuntamiento de Bilbao dispone en la actualidad de aproximadamente 100 obras de arte de titularidad municipal ubicadas en distintos espacios públicos de la Villa. Se trata de fundamentalmente de esculturas y murales que datan desde finales del siglo XIX hasta el año 2011, en el que la institución municipal adquirió una escultura de Joaquín Lucarini y dos murales fotográficos de la artista Begoña Zubero para ubicarlos en la calle Bernardino Alonso, junto al edificio San Agustín, que fue inaugurado ese mismo año.

Las obras escultóricas más antiguas de las que se tiene constancia en la Villa son el monumento al fundador Don Diego López de Haro (1889), localizado en la Plaza Circular, y la escultura homenaje a Don Antonio Trueba (1895), ubicada en los Jardines de Albia. El autor de ambas piezas es el escultor Mariano Benlliure.

Para leer más