14 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 20 de noviembre de 2019

    Azpiazu dice que Elkarrekin Podemos va "media cabeza por delante" de EH Bildu y PP en la negociación del presupuesto

    El consejero cree que "no tiene sentido" hablar ahora de bajar impuestos al margen de otras decisiones estratégicas de país y sin saber para qué

    Azpiazu dice que Elkarrekin Podemos va "media cabeza por delante" de EH Bildu y PP en la negociación del presupuesto
    Consejero de Economía Pedro Azpiazu en Bilbao - EUROPA PRESS

    BILBAO, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu, ha reconocido este miércoles que en estos momentos Elkarrekin Podemos va "media cabeza por delante" de PP y EH Bildu en las conversaciones para aprobar el proyecto de presupuestos 2020. Asimismo ha añadido que está trabajando "intensamente" para llegar a acuerdos porque, como consejero "lo ha intentado siempre".

    Azpiazu ha hecho estas declaraciones durante su intervención en un encuentro organizado por Deusto Business Alumni en Bilbao tras impartir una conferencia titulada "Mirada económica al presente y futuro de Euskadi" en la Biblioteca CRAI.

    El consejero ha recordado que tiene previstas reuniones este jueves y viernes con EH Bildu y Elkarrekin Podemos, respectivamente, pero "no puede decir si hay posibilidades de acuerdo", aunque espera que sí, porque, "como consejero, quiere que haya presupuesto" y "siempre lo ha intentado", los dos primeros años con el PP; el año pasado con EH Bildu y "este año están teóricamente los tres", aunque ha precisado que, desde su punto de vista, Elkarrekin Podemos va "media cabeza por delante".

    El consejero ha manifestado que espera que entre todos sean "capaces de llegar a un acuerdo porque tener un presupuesto aprobado es mejor y es bueno para los ciudadanos, las empresas y para todo el mundo porque un presupuesto en marcha permite funcionar con mucha más normalidad y están trabajando en ese sentido".

    Preguntado por la posibilidad de contemplar un replanteamiento de la fiscalidad o si prevé una subida o bajada de impuestos, Azpiazu ha afirmado que "no tiene sentido hablar de eso y plantearse una bajada de impuestos al margen de los retos y el resto de las políticas que cada institución debe abordar porque son dos caras de la misma moneda".

    Azpiazu ha antepuesto trabajar en "la evaluación de las políticas públicas para ver si son replanteables o hay que suprimir, reforzar o reasignar recursos presupuestarios y qué cosas se ejecutan, de qué manera".

    En ese sentido ha añadido que se teme que "abordar todo eso, no va a permitir tener ese tipo de ahorro porque si se da, debería ir a atender esas otras cuestiones y, si con todo, al final, da para bajar, perfecto, pero me da a mí que no va a dar", ha vaticinado.

    En primer lugar, ha manifestado, hay que fijar las políticas a futuro en otras materias como Educación, Sanidad, Formación o afrontar los retos demográficos y medioambientales, ámbitos que es posible que cueste dinero y en algunos de esos aspectos, "haya que gastar mucho y avanzar poco".

    SENSATEZ

    Una vez tenidas en cuenta todas esas materias, ha insistido en que la fiscalidad no se debe tocar ni hacerse ajena a esas cuestiones y entonces se verá lo que sea" porque lo que no se puede hacer "es desfiscalizar por el hecho de desfiscalizar, teniendo en cuenta el resto de retos a futuro que hay que afrontar, por lo que tendríamos que ser todos muy serios y muy responsables y hacer las cosas con sensatez".

    En este punto ha afirmado que "sería una mala cosa que en 2020 nos sentáramos a hablar de subir o de bajar impuestos al margen de estas otras políticas porque no tendría sentido subirlos o bajarlos sino saber "para qué", por lo que, si desde el Gobierno entienden "que no hay un para qué, evidentemente no hay que hacer sufrir más de lo necesario a los ciudadanos, hay que mirar todo conjuntamente y dejar esas cuestiones para el debate del año que viene".

    Azpiazu ha insistido en que "subir o bajar impuestos no puede realizarse al margen de otras decisiones estratégicas de país, y para abordar esos retos de futuro hay que "diagnosticarlos, buscar los consensos necesarios y cuantificarlos para determinar, a su vez, las necesidades de financiación", por lo que ha hecho una llamada a la humildad, la honestidad y la responsabilidad" a todos.

    A continuación, el consejero vasco ha citado unas palabras del economista Emilio Ontiveros, con las que ha dicho estar de acuerdo cuando ha afirmado que "a cualquier político que plantee en este momento una bajada de impuestos, habría que ponerlo bajo sospecha o hacerle algún tipo de vigilancia".

    IMPUESTO DE PATRIMONIO

    Sondeado por la posibilidad de tocar el Impuesto de Patrimonio para evitar fugas a otras comunidades como Madrid o la Rioja, que cuentan con un tipo más bajo, Azpiazu ha señalado que salvo esas dos, el resto de comunidades es más bajo que en Euskadi, y puede haber "alguna tentación para poner el domicilio allí para tributar menos, pero tampoco es un impuesto que nos dé excesivos recursos, que en Euskadi son 180 millones, más o menos".

    Lo que ocurre, desde su punto de vista es, que el Impuesto de Patrimonio tal y como está establecido dota al sistema en su conjunto de "una equidad y una progresividad que, si lo quitamos, haremos al sistema en su conjunto más regresivo".

    El consejero ha sido preguntado por los asistentes a la charla por si cree que el Concierto Ecónomico vasco corre un riesgo real. En ese sentido, Azpiazu ha recordado que "siempre ha estado en el punto de mira y a unos ha gustado, y a otros, no".

    Tras reconocer que el concierto da a Euskadi una capacidad de gestionar algunos impuestos y una flexibilidad de actuación de las que otras comunidades no disponen", Azpiazu ha remarcado que "el concierto significa responsabilidad, y no es una responsabilidad fácil".

    Lo fácil, ha añadido el consejero es hacer "como hace Madrid, poner tipo cero a su Impuesto de Patrimonio y que luego esos no ingresos el Estado se los compense con el nuevo modelo de financiación".

    Finalmente se ha mostrado convencido de que el concierto económico "está muy asentado, que hay estabilidad financiera suficiente hasta finales de 2021 y que se irán haciendo las modificaciones que la realidad vaya imponiendo". Después del 2021, "habrá que volver a negociar, tal y como está establecido en el propio concierto".

    En este punto Azpiazu ha mencionado que si el modelo "ha estado en cuestión, había sido porque Albert Rivera "lo quería suprimir, pero ahora el propio Rivera se ha suprimido él y en Euskadi todos los partidos lo respetan, con lo cual no veo más riesgo que el de Vox, pero que tampoco lo considero riesgo aquí", ha añadido.

    Contador

    Lo más leído en País Vasco