25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 21 de septiembre de 2014

    Beltrán de Heredia insiste en "adecuar" las competencias de las FSE

    Afirma que los "exhaustivos" controles de Guardia Civil y Policía pretenden "justificar" sus numerosos "efectivos" en Euskadi 

     

       BILBAO, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Afirma que los "exhaustivos" controles de Guardia Civil y Policía pretenden "justificar" sus numerosos "efectivos" en Euskadi 

     

       BILBAO, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

       La consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha acusado al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de tener "nula voluntad política" al no haber convocado todavía la Junta de Seguridad, y ha insistido en la necesidad de "adecuar" las competencias de los efectivos de la Policía Nacional y Guardia Civil en Euskadi.

       La consejera ha vuelto a criticar los "exhaustivos" controles que ambos Cuerpos de las Fuerzas de Seguridad del Estado llevan a cabo en la Comunidad Autónoma y que, en su opinión, solo tratan de "justificar" sus numerosos "efectivos" en el País Vasco.

       Beltrán de Heredia ha aludido a la reciente reunión mantenida por el lehendakari y el presidente del Gobierno central para afirmar que sería "imperdonable" que Rajoy "desaproveche" la colaboración que le ofrece Urkullu para "dar carpetazo al proceso" y "cerrar bien las heridas".

       Por otra parte, espera que ETA "muestre o dé constancia" de los pasos hacia el desarme que dice estar dando, y ha advertido de la Ertzaintza está atenta "a cualquier movimiento que pueda romper la normal convivencia".

       En una entrevista concedida a Europa Press, Beltrán de Heredia ha recordado que, desde el inicio de la legislatura, ha reclamado la reunión de la Junta de Seguridad --órgano paritario del Estado y la Comunidad Autónoma para abordar la coordinación entre la Policía Autónoma y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado-- sin que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a quien corresponde convocarla, lo haya hecho.

       Según ha precisado, los responsables de su Departamento, no solo se sienten "desatendidos", sino que son conscientes de la "nula voluntad política para dar solución los temas comunes" y "seguir avanzando en materia de seguridad". Sin embargo, ha advertido de que, "para ello, hace falta voluntad política", algo que "no encontramos en el ministro del Interior".

       La consejera ha asegurado que existe "una larga lista de temas en materia de limitación de las funciones" que abordar con Fernández Díaz con el objetivo de "evitar duplicidades innecesarias", y que requieren de un "impulso político, más allá del trabajo técnico que se está realizando", de forma "continuada y coordinada".

       Además, ha dicho que desconoce las razones por las que el responsable de Interior evita la convocatoria del órgano de coordinación y ha asegurado que "sería una buena sorpresa que se convocara en breve".

       Preguntada por si esta posibilidad existe, ha manifestado que "no depende" de su voluntad. "No estoy ni en la piel ni en la mente del ministro de Interior. Si de mí dependiera, nos habríamos reunido hace tiempo ya", ha dicho.

       También ha emplazado a constatar si la reunión entre los presidentes de España y del País vasco podría haber desbloqueado este asunto en el Ministerio. "Veremos si es así en un futuro próximo", se ha limitado a apuntar.

    ADECUACIÓN

       Estefanía Beltrán de Heredia ha asegurado que, entre sus demandas ante un eventual encuentro, destaca "la adecuación de las FSE a las competencias a la situación sociopolítica a la realidad social actual", para evitar "duplicidades innecesarias".

       Además, ha llamado la atención sobre los numerosos controles, "no siempre comunicados", por los que los ciudadanos preguntan sin que su Departamento pueda "dar respuesta". "Ante el por qué esa cantidad de controles tan exhaustivos, el por qué en el tiempo, el por qué en la tipología, no tenemos respuesta", ha lamentado.

       Aunque ha admitido que "la coordinación técnica, el trabajo operativo en temas de seguridad" entre Ertzaintza, Policía Nacional y Guardia Civil es "adecuada y correcta", con las "lógicas disfunciones", ha afirmado que la coordinación política "no existe". "Hay  un silencio 'de salón' por parte del Ministerio de Interior", ha insistido.

       Para la consejera, en esta situación influye la postura que mantiene el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, con "una insistencia permanente" y un empeño en "posicionar a la Ertzaintza como una policía dependiente de las FSE". Por ello, cree que Urquijo no evita "polémicas absolutamente arbitrarias y artificiales".

       La responsable vasca de Interior ha advertido de que los controles, "muchas veces sin justificación", de Policía Nacional y Guardia Civil, son una constatación de que, "quizá, hay más efectivos que los necesarios". Por ello, se ha preguntado si "es necesario generar, crear o desarrollar" funciones "que no les corresponde" para justificar "la presencia de tamaño número de efectivos de las FSE en Euskadi".

       Además, ha insistido en la "obligación" de comunicar estas actuaciones al Departamento de Seguridad, un trámite que se ha convertido en "una reivindicación permanente" del Ejecutivo vasco. "Entiendo que, a veces, pueden estar justificado esa necesidad de ocupar a los agentes, a los efectivos que tienen aquí. Solo encuentro esa justificación", ha sugerido.

    URKULLU Y RAJOY

       Beltrán de Heredia se ha referido al reciente encuentro de Mariano Rajoy e Iñigo Urkullu, en el que el lehendakari instó al  presidente del Gobierno central dar un 'impulso' al proceso de paz y normalización. La consejera, que cree necesaria "una posición mucho más activa" por parte del Gobierno de España, ha considerado que Rajoy no debe  "desaprovechar" la colaboración que le ofrece Urkullu para "dar carpetazo al proceso" y "cerrar bien las heridas".

       "El objetivo de todos es dar carpetazo al terrorismo, pero cerrando las heridas adecuadamente, y eso requiere de la conjunción y el acuerdo por parte de todos aquellos que tenemos algo que decir en el tema", ha manifestado.

       Por ello, ha reiterado que "desaprovechar cualquier ocasión que facilite cerrar este proceso y entrar en esta vía de pacificación y normalización, es imperdonable"

    DESARME

       La responsable del Departamento de Seguridad desea que ETA se "disuelva y desarme cuanto antes" porque "alargar y dilatar en el tiempo" la actual situación solo contribuye a "dificultar las vías de relación política y el camino a la paz y convivencia".

       Por ello, esperado que la banda "muestre o dé constancia" de los pasos hacia el desarme que dice estar dando, como afirmó en su último comunicado del pasado mes de julio. "Así lo anunció", ha recordado.

       Mientras tanto, ha asegurado que su departamento estará "atento a cuaquier movimiento", como los que se han podido dar en Iraultzaileen Bilguneak (IBIL) --grupo constituido como facción disidente de la izquierda abertzale que apuesta por el retorno a la violencia--, y que, según el informe de la fiscalía de la Audiencia Nacional, habría registrado nuevos reclutamientos durante 2013. "Dentro de la agenda de la Ertzaintza está el atender a cualquier movimiento que pueda romper la normal convivencia", ha indicado.

       En este sentido, se ha referido a la quema de cinco autobuses cometida en Loiu el pasado mes de agosto, cuya autoría fue asumida por un grupo anónimo que dijo actuar por los derechos de los presos. Según ha afirmado, la investigación "sigue abierta", aunque resulta "complicada" por las "características especiales de la quema" que la hace "más ardua". "Lleva buen camino. Se avanza en la investigación, y se avanza bien", ha dicho.

        La consejera se ha mostrado convencida de que, si algo "ha quedado constatado" con este acto violento, es "la soledad política y social de los autores de los hechos". "Demuestra a quien utilice métodos de violencia callejera y destrucción, que no es el camino para avanzar en la paz y convivencia", ha concluido.

    Para leer más