26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 18 de diciembre de 2009

    Bilbao insta a los países reunidos en Copenhague a que otorguen un mayor protagonismo a los gobiernos locales

    El Consistorio bilbaíno considera que las ciudades cuentan con "mejores" condiciones para gestionar las "adaptaciones necesarias"

    BILBAO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento Bilbao instó a los jefes de estado de los países reunidos en la cumbre de Copenhague a que otorguen un mayor protagonismo a los gobiernos locales en la lucha contra el cambio climático.

    En rueda de prensa celebrada hoy en Bilbao, la teniente alcalde y concejala de Urbanismo y Medio Ambiente, Julia Madrazo, demandó a los jefes de estado "un compromiso firme" para frenar el cambio climático y que otorguen "una mayor responsabilidad", ya que las ciudades cuentan "con mejores condiciones para gestionar las adaptaciones necesarias".

    En este sentido, Madrazo explicó que las acciones "han de ser cada más locales", ya que hay "que fomentar el protagonismo de las entidades locales, que son las que mejor conocen las posibilidades de su entorno, y la cooperación entre los pueblos". "Hay que establecer una estrategia que nos permita alcanzar objetivos más ambiciosos que los ya fijados", agregó.

    Madrazo advirtió de que la cumbre puede ser "un desastre" si China y Estados Unidos "no cumplen sus compromisos". Además, instó a la ciudadanía a movilizarse, "uno de los ejes fundamentales para el cambio hacia una economía baja en carbono". "Es necesario concienciar a la ciudadanía mediante acciones de educación y sensibilización", manifestó.

    PLAN DE ACCIÓN LOCAL

    La Oficina contra el Cambio Climático de Bilbao ha elaborado un 'Plan de Acción Local Contra el cambio climático' que contiene 137 medidas para reducir las emisiones de CO2.

    El plan se encuentra en fase de consulta ciudadana y será aprobado en breve. Entre las medidas propuestas destaca una apuesta por las energías renovables y el ahorro en todos los edificios municipales que van en la línea de mejorar y fomentar el transporte público para avanzar hacia una movilidad sostenible.

    Asimismo, estas medidas se centran en una mayor sensibilización ciudadana para un consumo sostenible y una menor generación de residuos, impulsando la urbanización con criterios sostenibles, tanto en materiales de construcción como en la eficiencia energética de las construcciones, así como en la adaptación al cambio climático con actuaciones concretas y un plan de emergencias para prevenir posibles efectos negativos del calentamiento global.

    En este sentido, Madrazo reclamó un cambio en el modelo económico hacia una economía sostenible "porque si no podremos acabar en camino sin retorno".