3 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

Bilbao rechaza el ajuste de Zapatero e insta a "no ser sumisos, ni hacer seguidismo facilón de modelos fracasados"

Afirma que sus medidas "agravan la crisis" y constatan "la pérdida absoluta de rumbo en la política económica" y la "falta de liderazgo"

BILBAO, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, emplazó hoy a las instituciones vascas a "no aceptar sumisamente las consecuencias del caos" provocado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y, tras rechazar su plan de ajuste, realizó un llamamiento a no hacer "un seguidismo facilón de los modelos fracasados".

Durante la celebración en la Palacio Euskalduna de Bilbao de la Asamblea General de la Confederación Empresarial Vizcaína, Cebek, Bilbao afirmó que las medidas de austeridad planteadas por Zapatero generan un "desconcierto general y agravará aún más la crisis de la economía".

Bilbao inició su discurso aludiendo a la "convulsa" situación económica que se vive, en la que hay que tomar "decisiones". En este sentido, reclamó "marcos estables y de referencia" para "reducir los márgenes de incertidumbre". "La incertidumbre siempre nos va a acompañar, pero no es de recibo que los mensajes y las decisiones públicas generen desconcierto en la sociedad, en la empresa y en la economía", añadió.

En este sentido, aseguró que el anuncio de medidas de ajuste hecho por el Gobierno central "no tranquiliza a la sociedad y a los mercados", sino que genera "un desconcierto general". según explicó, su principal efecto va ser "agravar aún más la crisis de la economía del Reino de España, aumentar la desconfianza internacional que ya era muy alta y constatar, en definitiva, la pérdida absoluta de rumbo en la política económica.

"Es un barco a la deriva en el que el capitán y los oficiales han abandonado el puente de mando para dedicarse a enviar mensajes nerviosos desde la sala del telegrafista", añadió.

Bilbao manifestó que "el caos" en las cuentas públicas que, a su juicio, ha provocado el Gobierno socialista "no es de ayer", sino que "la bolsa ha ido rodando hasta que todo salta por los aires". En este sentido, aludió a alguna de sus medidas como el del "cheque bebe", que, después, "se anula al darse cuenta de lo que cuesta", la aprobación de una Ley de Dependencia sin tener en cuenta "cuánto vale" o la deducción general de 400 euros que, posteriormente, "se anula".

También añadió que se han puesto en marcha "los planes E o Ñ" que han venido bien a los Ayuntamientos" para arreglar unas plazas, poner una farolas y alguna cosa más, pero que han supuesto la laminación de 13.000 millones de euros en actuaciones que no han generado ningún valor añadido futuro".

Además, criticó que hayan "bendecido desde la Moncloa" cambios por "la puerta trasera" en la legislación mercantil para avalar operaciones "especulativas, financiadas a crédito, para la toma del poder en compañías industriales de referencia".

"FLAGRANTE FALTA DE LIDERAZGO"

Bilbao aseguró que lo que caracteriza al Gobierno Zapatero, tanto en los contenidos como en las formas, es "la improvisación, el parcheo permanente y la falta de rigor". "Si a esto unimos la falta de una estrategia de apoyo a la economía productiva y generadora de valor, el resultado es un panorama desolador ante la flagrante falta de liderazgo. Es el caos, el desconcierto", agregó.

El diputado general de Bizkaia indicó que, frente a todo ello, las instituciones vascas en Euskadi han ido haciendo "los deberes a tiempo", y recordó las actuaciones impulsadas por el anterior Gobierno vasco y los diputados generales, como el Acuerdo para la Aceleración Económica de Euskadi.

Además, recordó las medidas adoptadas por la Diputación de Bizkaia para hacer frente a la caída de la recaudación en 2009, lo que les ha permitido tener "unas cuentas saneadas" y estar en disposición de "pasar este trance con ciertas holguras".

El diputado vizcaíno realizó una comparación entre "la cigarra", en alusión al Gobierno de España, y "la hormiga", en referencia a lo realizado en Euskadi y, en este sentido, denunció que ahora "la cigarra plantee socializar los efectos de sus canturreos". A su juicio, es el momento de "volver a alzar la voz, no para quejarnos, sino para hacer propuestas más constructivas y socialmente más justas".

"La economía vasca es diferente a la española. Tiene problemas y retos diferentes. Aquí hemos hecho las cosas mejor que en España. Mientras la cigarra canturreaba, la hormiga trabajaba. Ahora que el crudo invierno castiga a la cigarra, la hormiga no puede ni debe aceptar sumisamente las consecuencias del caos", añadió.

A su juicio, Euskadi debe hacer valer "sus ámbitos competenciales, su régimen jurídico, su capacidad de autogobierno y su forma diferente de hacer las cosas" para que "no nos afecten los efectos perversos de los errores ajenos".

El diputado general de Bizkaia manifestó que es el momento de poner en valor "nuestra trayectoria para sacar este país adelante" y evitar que "el desconcierto que ha generado la cigarra nos lleve a la perdición".

En este sentido, manifestó que es el momento de que las instituciones vascas lleven adelante su "modelo constrastado con la experiencia" y de que no "sean sumisos, ni hagan seguidismo facilón de los modelos fracasados".

Tras indicar que están dispuestos a sentarse en todos los foros y organismos de encuentro, tanto dentro de Euskadi como fuera, insistió en que no van a ser "cómplices en el intento de que el caos de la cigarra destroce el trabajo de la hormiga".

CONCIERTO ECONÓMICO

Además, quiso "alzar la voz en defensa del cumplimiento del marco político-jurídico existente" y advirtió de que el Gobierno del PSOE "no puede obviar" la Ley de Concierto Económico y los órganos de coordinación. Por lo tanto, aseguró que corresponde a la comisión mixta del Concierto acordar las medidas y propuestas en materia de estabilidad presupuestaria y déficit.

Bilbao hizo referencia a algunas de las medidas anunciadas por Zapatero, y, tras asegurar que los más débiles no pueden ser los "paganos" de la crisis, mostró su "más firme rechazo" a la pretensión de congelar las pensiones.

En relación a la rebaja de los salarios de los funcionarios, indicó que todavía no conocen el alcance de la medida y sobre la reducción de la inversión pública, consideró que es "preocupante" y que habrá que conocer "la territorialización de la bajada y sus consecuencias en proyectos estratégicos para este país".

PROPUESTAS ALTERNATIVAS

Frente a este plan, Bilbao apuntó otras medidas que, en su opinión, pueden conducir a una reducción del déficit como la reducción de la Administración del Gobierno Central, así como de la Administración periférica del Estado y la disminución drástica de los presupuestos de Defensa.

Además, también propuso reorientar el gasto público a incentivar la economía productiva y generadora de valor. Otro de sus planteamientos fue el de una "reforma seria y en profundidad" del marco laboral que priorice e incentive la contratación, así como la transferencia a Euskadi del Régimen Económico de la Seguridad Social, tal como está previsto en el Estatuto de Autonomía de Gernika. "En definitiva, cambio de 180 grados en la forma de entender la acción de gobierno, desterrando la improvisación y las ocurrencias", añadió.

SIN CAMBIOS TRIBUTARIOS

Por otra parte, Bilbao rechazó la posibilidad de apoyar una subida de impuestos y aseguró que, en este momento, no manejan previsiones de cambios normativos en el sistema tributario.

El diputado general de Bizkaia recordó que, recientemente, en diciembre de 2009, se realizaron una serie de modificaciones fiscales y no hay previstos nuevos cambios. Además, apuntó que las medidas fiscales no tienen "efecto inmediato", sino que son de "largo recorrido".

Por otra parte, manfiestó que la Diputación vizcaína no ha variado su plan de infraestructuras ni ninguna de las previsiones recogidas en el Presupuesto de 2010.