28 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2020

Bilbao recordará este viernes a Ángela Figuera Aymerich en el 118 aniversario de su nacimiento

Bidebarrieta Kulturgunea participará de este día con la celebración de una lectura comentada de los poemas de la autora

BILBAO, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bilbao recordará este viernes el aniversario de Ángela Figuera Aymerich, poeta que nació en Bilbao el 30 de octubre de 1902, para contribuir a dar a conocer su vida y obra poética, y reconocer de esta forma a una de las "principales" poetas vascas perteneciente al grupo de poetas de la posguerra, la llamada generación del 36, muy marcada por la Guerra Civil y la posterior Guerra Mundial.

Además, de esta manera, el Consistorio visibiliza a esta bilbaína que, como muchas mujeres de su época, por razones de género quedó "relegada". Angela Figuera es contemporánea de otros autores vascos como Blas de Otero o Gabriel Aresti.

Bidebarrieta Kulturgunea participará de este día con la celebración de una lectura comentada de los poemas de la autora este viernes, a cargo de las también poetas María Maizkurrena e Idoia Caramiñana. Junto a ellas también estarán Inun y Sergio Mayoral para acompañarlas y ponerle así una nota musical al encuentro.

Según ha informado el Consistorio, esta cita se celebrará en el salón de actos de la Biblioteca de Bidebarrieta, que ha adelantado la hora habitual de estos encuentros a las 19.00 horas para así adaptarse a las nuevas restricciones horarias marcadas por las autoridades sanitarias.

Para acceder es imprescindible reservar una de las invitaciones gratuitas disponibles en la web. Debido a las medidas de seguridad derivadas de la situación actual, las puertas del salón de actos se abrirán a las 18.00 horas para poder acomodar a los asistentes en sus butacas. En caso de no poder asistir, los actos podrán seguirse en streaming.

ÁNGELA FIGUERA AYMERICH

Ángela Figuera Aymerich, autora con un "fuerte compromiso social, feminista y cultural", nació en 1902 en el seno de una familia acomodada bilbaína que no aceptó de buen grado que estudiara Filosofía y Letras en Madrid.

Después de licenciarse, obtuvo plaza en un instituto de Huelva, donde le sorprendió el estallido de la Guerra Civil. Tras la derrota del bando republicano, al que apoyaron tanto ella como su marido, Figuera se trasladó a Soria, donde inicia la publicación de su obra literaria en 1948. Animada por su marido, llevó a imprenta el que fue su primer libro, "Mujer de barro", al año siguiente publicaba "Soria pura", un homenaje a la "melancólica" ciudad castellana.

En los años de la posguerra, Ángela Figuera trabajó durante un tiempo en la Biblioteca Nacional de Madrid y en 1954 colaboró con un servicio de bibliobuses que acercaban en autocar la literatura a los barrios periféricos.

En este periodo también descubrió la "miseria extrema, el hambre, la desolación en que los vencedores habían sumido a los vencidos y su poesía empezó a tornarse amarga, descreída, urgente". Publicó "Vencida por el ángel" y, poco después, vieron la luz "El grito inútil" (1952), "Los días duros" (1953) y "Vísperas de la vida" (1953).

Su libro más conocido fue "Belleza cruel", publicado en Méjico en 1958, pero "Toco la tierra" (1962) dejaba traslucir un "cierto cansancio" que fue detectado por la crítica. En adelante, tan sólo publicaría algunos poemas sueltos y el libro de relatos "Cuentos tontos para niños listos" (1980). Tras su muerte en 1984, después de una larga enfermedad, llegó a las librerías la que fue su última obra, "Canciones para todo el año".

Diversas razones le alejaron de los grupos literarios de la época, pero siempre mantuvo una relación fluida con ellos. Su casa fue lugar de reunión para intelectuales. Nunca perdió su vinculación con Bilbao y sus amigos.

Entre las muchas fotos del archivo de la familia hay varias en el chalet Munitis del Carmelo bilbaíno, residencia de su hermano Rafael, en las que Figuera aparece rodeada de sus amigos Gregorio San Juan, Meli Esteban, Gabriel Aresti, Juan Mari Aresti, Sabina de la Cruz, Blas de Otero o Jose Luis Gallego.

Para leer más