11 de noviembre de 2019
13 de enero de 2010

Caamaño espera al informe de la Abogacía del Estado sobre Vic pero cree que deben respetarse los derechos de inmigrantes

BILBAO, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, afirmó hoy que esperará al informe que realice la Abogacía del Estado sobre la decisión del Ayuntamiento de Vic de impedir a los inmigrantes en situación irregular que se puedan empadronar en el municipio.

No obstante, en principio, defendió "los derechos vinculados a la dignidad del ser humano", y subrayó que el empadronamiento no puede "condicionar" que una persona pueda "estar en un lugar y pertenecer a una sociedad".

Durante una comparecencia ante los medios de comunicación en Bilbao, Caamaño manifestó que, "siempre que se producen este tipo de situaciones", pide a la Abogacía General del Estado "que mire si las decisiones que adoptan órganos administrativos operan o no, y se ajustan a nuestro marco legal".

"En el caso de que esto no ocurra, adoptamos, siempre también, las medidas legales pertinentes para reparar la legalidad que se considere vulnerada o quebrada en cada caso", señaló.

Por ello, indicó que, en estos momentos, este asunto se encuentra en manos de la Abogacía General del Estado, y una vez que tengan el resultado del análisis, "se tomarán decisiones desde el punto de vista jurídico". "En principio, yo creo que una sociedad como la nuestra debe respetar los derechos siempre vinculados a la dignidad de las personas y del ser humano", indicó.

A su juicio, "el empadronamiento no puede ser nunca un elemento, una carga administrativa que condicione ese núcleo básico, como puede ser esa dignidad de poder estar en un lugar y pertenecer a una sociedad".

"Pero hay que verlo y estudiarlo. Por eso, quiero ser prudente, y ver las circunstancias concretas, los elementos concretos y los acuerdos. Espero, por tanto, en su caso, al informe que vaya a realizar la Abogacía del Estado", concluyó.