16 de octubre de 2019
7 de abril de 2008

La Caixa celebra hoy el 25 aniversario de su presencia en el País Vasco, donde cuenta con 270.000 clientes

Expresa su compromiso de "seguir trabajando" en Euskadi y luchando" por lograr la "confianza" de sus ciudadanos

BILBAO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Caixa celebra hoy el 25 aniversario de su presencia en el País Vasco, donde cuenta con 270.000 clientes, con un acto social en el Palacio Euskalduna al que asistirá el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

El evento se iniciará a partir de las siete y media de la tarde y al mismo asistirán representantes institucionales, empresariales y sociales de la comunidad. El acto contará con la presencia del director ejecutivo de la entidad, Juan José Muguruza, y la delegada general en el País Vasco, Ana Guzman.

En un comunicado, la Caixa destacó que la reunión servirá como "testimonio" de lo que ha ido logrando durante todos estos años, y sobre todo, "un reconocimiento a los empleados, clientes y agentes sociales y económicos que han hecho posible que la entidad sea lo que hoy es". "Una realidad visible para todos los vascos, y una entidad de referencia para más de 270.000 personas que le han otorgado su confianza", destacó.

La Caixa señaló que, durante todo este tiempo, ha tenido la oportunidad de contribuir, a través de su actividad financiera, al crecimiento económico de Euskadi, a la generación de puestos de trabajo, de manera directa e indirecta, y a la generación de riqueza en una comunidad, "en la que espera seguir trabajando y luchando por lograr la confianza de sus habitantes".

La entidad empezó a operar en el País Vasco el 27 de noviembre de 1982, con su sucursal de la Gran Vía de Bibao, donde aún hoy está ubicada su oficina principal. En aquel momento, contaba con ocho empleados y durante siete años, la presencia de la Caixa se redujo a esa única oficina, hasta 1989 en que el Gobierno "eliminó el veto de expansión a las cajas fuera de su ámbito natural".

La entidad recordó que la red vasca de "la Caixa" comenzó a crecer con el inicio de la década. Un poco antes, en el transcurso de 1989 comenzaron a operar doce nuevas oficinas en Bilbao y "fue a partir de entonces cuando la entidad comenzó a cobrar mayor protagonismo en el País Vasco". En 1993 contaba con 26 oficinas, 83 empleados y 22.000 clientes, y gestionaba un volumen de negocio de 478.000 euros.

En esta década, según destacó, comenzó también a tener alguna presencia financiera en importantes operaciones como un primer crédito al Ayuntamiento de Bilbao; la participación en Bilbao Ría 2000 impulsada por el Ayuntamiento de esta ciudad, o en el 3 R con el Gobierno Vasco para ayudar a las empresas vascas en plena crisis de reconversión.

Asimismo, subrayó que la presencia social y cultural de "la Caixa" comenzaba a ser visible a través de exposiciones como la de Estación Ciencia, importantes convenios sociales, como el firmado con la Diputación de Guipúzcoa para desarrollar actividades en los centros de mayores, o ayudas sociales dirigidas a asociaciones vascas para luchar contra la marginación y exclusión social.

"DEL 2000 AL 2007"

La entidad destacó que, con el cambio de siglo, también "experimentó un importante despegue: 140 oficinas, 112.000 clientes, 437 empleados y un volumen de gestión de 2.388 millones de euros".

Según indicó, su mayor actividad tuvo reflejo en el ámbito económico y en la participación en operaciones como la financiación de la Torre de Abando Ibarra, promociones inmobiliarias en Barakaldo, apoyo financiero a CNN La Naval para la construcción de dos dragas en los astilleros vizcaínos; o a Fuchosa para la adquisición de la empresa polaca Innova Capital, cuya operación ha recibido un premio por parte de la Asociación de Capital Riesgo EVCA.

"Toda esta actividad ha ido demostrando la capacidad de la entidad para apoyar, ayudar y asesorar a las empresas vascas en su camino de crecimiento, innovación e internacionalización".

Asimismo, afirmó que, a lo largo de los años, ha ido estrechando vínculos también con entidades públicas y agentes económicos de Euskadi a través de convenios institucionales (Gazte Txartela) patrocinios (Cartilla Betizu) acuerdos comerciales (asociaciones empresariales, comerciantes, profesionales) o convenios sociales con Gobierno, consejerías, diputaciones y ayuntamientos en materia de mayores, medio ambiente, cultura, o exclusión social.

La entidad recordó que en 2004 celebró sus 100 años de vida y la celebración en el País Vasco contó con el que entonces fuera su presidente, Ricardo Fornesa, y el propio lehendakari, "que demostró su apoyo en un momento histórico para la caja".

La Caixa señaló que, en todos estos años, ha contado en Euskadi con "algunos aliados importantes que le han permitido alcanzar el puesto que ahora ostenta: la profesionalidad de sus empleados, el apoyo de instituciones y agentes económicos y sociales, la experiencia de una gran entidad, la apuesta por la calidad, la innovación y la atención personalizada, la confianza de sus clientes y el compromiso social con la sociedad vasca a través de una gran Obra Social".