4 de junio de 2020
29 de marzo de 2020

Cámaras de Comercio vascas defienden mantener la máxima actividad posible para evitar "el colapso socioeconómico"

Consideran que las medidas adoptadas hace dos semanas "ya eran suficientemente restrictivas para contener la crisis sanitaria"

BILBAO, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las Cámaras de Comercio Vascas-Eusko Ganberak se han mostrado partidarias de mantener la máxima actividad posible para evitar "el colapso socioeconómico" y han defendido que las medidas adoptadas hace dos semanas "ya eran suficientemente restrictivas para contener la crisis sanitaria en el País Vasco".

En un comunicado, las entidades camerales han lamentado así la decisión del Gobierno de que todos los trabajadores de actividades no esenciales se queden en casa las próximas dos semanas, entre el lunes 30 de marzo y el jueves 9 de abril.

Para las Cámaras vascas, la decisión de paralizar la actividad económica no esencial, adoptada por el Consejo de Ministros como medida excepcional para frenar la pandemia del Covid-19, puede traer "consecuencias negativas para los sectores estratégicos del tejido productivo de Euskadi, su competitividad y para el empleo".

En su opinión, una gestión de la crisis que se realice "sin considerar la situación y características de la estructura productiva de Euskadi, tendrá unas consecuencias muy negativas sobre el empleo y la viabilidad futura del tejido empresarial de la Comunidad Autónoma".

En este sentido, han manifestado que algunos sectores de actividad con predominio de pymes y profesionales autónomos ya están "notando el impacto de esta crisis, que también acabará afectando a la economía global".

Eusko Ganberak estima que las medidas decretadas por el Gobierno central en fechas anteriores "ya eran suficientemente restrictivas para contener la crisis sanitaria en el País Vasco". "La prioridad debe ser garantizar la seguridad y la salud de las personas y sustentar, a su vez, la capacidad productiva de los sectores que puedan hacerlo, sin comprometer las medidas de confinamiento ampliadas hasta el 11 de abril", han añadido.

Por todo ello, se han mostrado partidarias de mantener la máxima actividad posible para evitar el colapso socioeconómico. "Cuanto menos se deteriore la productividad y más empresas sigan operando, menos personas perderán sus empleos y la recuperación de la economía será más rápida y positiva", han finalizado.