20 de junio de 2019
12 de junio de 2019

Casado pide a PPE que no permita que líderes independentistas catalanes estén en la UE para alentar "una causa xenófoba"

Advierte de que el problema del nacionalismo en España "no es nacional, sino "internacional" porque "después vendrán Italia, Francia o Alemania"

Casado pide a PPE que no permita que líderes independentistas catalanes estén en la UE para alentar "una causa xenófoba"
NAGORE IRAOLA - EUROPA PRESS

SAN SEBASTIÁN, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Pablo Casado, ha pedido al Partido Popular Europeo (PPE) que sea "tremendamente firme" en su lucha contra el nacionalismo y el populismo, y no permita que dirigentes independentistas catalanes estén en la UE para alentar "una causa xenófoba, supremacista y excluyente".

Tras rechazar que se puedan "utilizar las instituciones comunitarias" para "procesos de ruptura social, constitucional y de la propia Ley", ha avisado de que "el problema del nacionalismo en España no es nacional, es internacional" porque, después, "vendrán Italia, Francia, Rumanía o Alemania".

Durante su intervención en la cumbre que el PPE celebra en San Sebastián, Casado ha destacado que hoy se ha conocido que la Abogacía del Estado, en contra de la postura de la Fiscalía, respalda la petición del líder de ERC y exvicepresidente de la Generalitat catalana, Oriol Junqueras --encarcelado por supuesta rebelión--, de salir de prisión para recoger el acta de eurodiputado.

El líder del PP nacional ha instado a "combatir al populismo y nacionalismo" y a no "caer en el apaciguamiento", y se ha referido al hecho concreto de Cataluña, con "una minoría de representantes políticos independentistas".

"El problema del nacionalismo en España no es nacional, es internacional. Si hay una aceptación de las tesis de la ruptura territorial y de fractura legal que preconizan los independentistas en España, después vendrán Italia, Francia, Rumanía y Alemania", ha dicho.

Por ello, ante la posibilidad de que "puede que haya" dirigentes independentistas "que pretendan adquirir la condición de diputados europeos para instrumentalizar las instituciones comunitarias al servicio de una causa xenófoba, supremacista y excluyente", ha emplazado al PPE a "seguir siendo tremendamente firme".

"Todo lo que se haga dentro de la Ley, podremos aceptarlo; todo lo que se haga dentro de las instituciones, podremos aceptarlo, pero no pueden utilizar las instituciones comunitarias para alentar procesos de ruptura social, económica, constitucional y de la propia Ley", ha subrayado.

FIN DEL NAZISMO

En su discurso, ha calificado, además, de "héroes de la libertad" a sus compañeros del PP vasco, y ha recordado que casi nadie se acuerda ya fuera de España de que "aquí fueron asesinados 800 valientes por defender las ideas que hicieron posible la UE, por defender la democracia y la libertad", en alusión a las víctimas mortales de ETA, a las que los asistentes a la cumbre han homenajeado este mediodía en los Jardines de Alderdi Eder de San Sebastián.

Pablo Casado ha recordado que ahora que se ha conmemorado el 75 aniversario de la derrota del nazismo, que dentro de unos meses se celebrará el 70 aniversario de la 'Declaración Schuman' y que también han quedado atrás "décadas de terror comunista", resurgen "los mismos fantasmas del siglo XX, los mismos enemigos de la libertad". "La UE nace para evitar que los europeos volviéramos a matarnos entre nosotros, entre hermanos, entre países", ha subrayado.

En este sentido, ha dicho que en la actualidad también "las amenazas" son las mismas: el nacionalismo y el populismo "que asolaron de muerte y destrucción este viejo continente". "Ahora vuelven a emerger, con un nuevo disfraz, de modernidad, de identidad", ha añadido, para emplazar a hacerles frente.

LA EUROPA DE LA PROSPERIDAD

Ante ello, ha abogado por "fortalecer" Europa "desde los mismos valores" que dieron lugar a su creación y volver a sus "orígenes fundacionales". Para ello, ha apostado por "volver a la Europa de la prosperidad", porque "hemos hablado tanto de lo que somos que nos hemos olvidado de lo logrado" y que "vivimos en un mundo globalizado, competitivo y con amenazas".

A su juicio, hay que competir con los puntos de mayor crecimiento económico de Asia y ser "relevante" en la guerra comercial entre EE.UU. y China. "¿Queremos convertirnos en un museo o ser los actores preponderantes de un mundo que nos admira?", se ha preguntado.

Para Casado, la unión bancaria y la fiscal o que la zona euro no se resienta por el 'Brexit' son cuestiones a abordar, así como el papel internacional de Europa que "no está siendo relevante" en los conflictos a escala internacional.

"Europa tiene que estar teniendo una voz fundamental en una masacre humanitaria como Venezuela, es algo urgente", ha opinado, para añadir que la Unión Europea "tiene que tener una sola voz a nivel estratégico, de inteligencia, de defensa y también de defensa de las fronteras". En este sentido, ha apuntado recordado que la llegada de migrantes a España "se ha incrementado en los últimos meses" es "un problema, no solo español", sino de todos los países de la UE.

Contador

Para leer más


Lo más leído en País Vasco