26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 11 de febrero de 2010

    CC.OO dice que el "bloqueo" de la negociación colectiva en Euskadi se debe a la "cerrazón patronal" y al sindicato ELA

    Sólo el 25% de los trabajadores vascos renovaron sus convenios colectivos en 2009, según el sindicato

    BILBAO, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general de CC.OO. Euskadi, Unai Sordo, afirmó hoy que el "bloqueo" de la negociación colectiva sectorial en Euskadi se debe a la "cerrazón patronal" y la "estrategia de atomización y dispersión" que el sindicato ELA lleva planteado en los convenios "desde hace prácticamente una década".

    En una rueda de prensa con motivo de una jornada sobre la negociación colectiva en 2010, Sordo recordó que en este contexto de negociación se ha producido la firma del acuerdo de negociación colectiva a nivel estatal.

    Un acuerdo sobre el que CC.OO. de Euskadi hace un valoración "positiva", dado que demuestra la "voluntad de negociación de las organizaciones sindicales para hacer frente a la crisis económica y para dar confianza al conjunto del país", al tiempo que es una "buena rampa de salida para intentar recomponer el espacio tripartito (sindicatos, Gobierno y patronal) de diálogo social que había pasado por fases de dificultades importantes".

    No obstante, Sordo aseguró que "los problemas de la negociación colectiva en Euskadi son propios e intransferibles de la realidad empresarial y sindical de este país".

    Según recordó, el 80 por ciento de los trabajadores vascos tienen sus condiciones de trabajo reguladas por convenios colectivos de ámbito vasco "y el hecho de que a lo largo de 2009, sólo el 25 por ciento de los trabajadores vascos hayan renovado sus convenios colectivos, no tiene nada que ver" con las existencia o no de un convenio colectivo estatal.

    Por ello, según dijo, "nadie puede escudarse en lo que se haga o deje de hacer en Madrid, para explicar los problemas de la negociación colectiva en Euskadi".

    EMPRESARIOS Y ELA

    Según Sordo, estos problemas pasan por el "intento de bloqueo de la negociación colectiva sectorial, por parte de unos actores conocidos: las organizaciones empresariales y el sindicato ELA, que han mantenido, mantienen y van a seguir manteniendo una apuesta por el bloqueo de la negociación sectorial, por la individualización de las relaciones de trabajo, a través de los convenios y los pactos en las empresas".

    El secretario general de CC.OO, reiteró que los grandes problemas de la negociación colectiva en Euskadi tienen que ver con la "cerrazón patronal y la "estrategia de atomización y dispersión que determinado sindicato lleva prácticamente una década planteado en los convenios".

    Sordo aseguró que "es mentira que no se puedan sacar adelante los convenios sectoriales y un sindicato que pretenda erigirse como sindicato de clase, sin convenios de ámbito sectorial, no es un sindicato de clase, es corporativismo sindical".

    "Que nadie pretenda ahora vender la moto -dijo- de que el problema de nuestros convenios colectivos viene de lo que se haga o se deje de hacer en Madrid. Ojalá el acuerdo de Madrid sirviera para desatascar la negociación colectiva en Euskadi", exclamó.

    No obstante, Sordo realizó una "valoración positiva del proceso de diálogo social que se inicia a nivel Estado", unas mesas a las que CC.OO. va a llevar una serie de "propuestas ofensivas", destinadas a mejorar las condiciones de acceso al empleo de los jóvenes y para que en las situaciones de "dificultad", el recurso al despido no sea el "catecismo".

    Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CC.OO. y negociador a nivel estatal, Ramón Górriz, recordó que el sindicato "rechaza rotunda y plenamente" la ampliación de la vida laboral a los 67 años, motivo por el cual han planteado, junto con UGT, un plan de movilizaciones en todo el Estado entre la última semana de febrero y la primera de marzo, porque, según dijo, "mal se puede salir de la crisis reduciendo los derechos de los trabajadores".

    Gorriz resaltó que su sindicato rechaza la "política errática del partido socialista en el llamado Plan de Austeridad", porque es "necesario más que nunca mantener políticas públicas".

    El secretario de Acción Sindical afirmó que en época de crisis es "fundamental que el crédito fluya a las pymes y a las familias" y recordó que esta tarde se reunirá nuevamente la comisión del diálogo social para "abordar, analizar, debatir y llegar a acuerdos sobre la propuesta de reforma laboral que ha planteado el Gobierno" central, propuesta "modificada por la intervención sindical".