15 de agosto de 2020
11 de septiembre de 2009

CCOO insta al Gobierno y a las empresas a "aprovechar" la evolución de los precios para "encarar la recuperación"

BILBAO, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. Euskadi consideró hoy que el Gobierno y las empresas deben "aprovechar" la evolución de los precios para "encarar la recuperación de la actividad económica". Asimismo, reclamó un incremento de los salarios más bajos "por encima de la previsión de inflación del BCE (2%)" para garantizar la capacidad de compra y consumo de las familias.

En un comunicado, el sindicato se pronunció de esta manera en relación a los datos del IPC del pasado mes de agosto, que experimentó en Euskadi un crecimiento intermensual del 0,5 por ciento y una caída interanual del 0,1 por ciento, la misma tasa que en lo que va de año.

En la actual situación, CC.OO. estima que "el Gobierno y las empresas deben aprovechar la evolución de los precios para encarar la recuperación de la actividad económica, sabiendo que esta oportunidad es pasajera".

A su juicio, las organizaciones empresariales deben "comprometerse en un esfuerzo común por superar los problemas por los que atraviesa la economía", hacer explícita su voluntad de "reinvertir todo el beneficio" de las empresas y apostar por la "inversión productiva", especialmente en I+D+i.

Asimismo, reclamó que el Gobierno debe "acelerar" la liberalización de los mercados "protegidos" de la competencia internacional, lo que "debe repercutir, entre otros, en la bajada del precio de las telecomunicaciones, en la diversificación de las fuentes y la rebaja de la dependencia energética, en la congelación de las tarifas y los precios públicos de todas las Administraciones, y en la redefinición de las garantías que aportan los ciudadanos cuando suscriben una hipoteca, que deben circunscribirse al bien hipotecado y no ser personales".

Para CC.OO. Euskadi, el descenso del consumo pone en evidencia "las dificultades" para mantener el poder adquisitivo, en especial de los desempleados y las personas con rentas bajas. Por ello, cree necesarias "medidas urgentes" para reactivar la economía, facilitar el crédito a las empresas y garantizar el poder adquisitivo.

En esta línea, el sindicato defendió un incremento de los salarios más bajos por encima de la previsión de inflación del BCE (2%), para garantizar la capacidad de compra y consumo de las familias, así como que se garantice la protección social de las personas en paro, sobre todo de las que no cobran prestación.