8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 12 de noviembre de 2019

    Un centenar de tutoras de Lanbide ofrecerán atención laboral especializada a víctimas de violencia machista

    El Servicio Vasco de Empelo atiende cada año a unas 2.000 mujeres maltratadas

    VITORIA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Un centenar de tutoras laborales ofrecerán a partir de 2020 un servicio de atención especializada a mujeres víctimas de violencia machista en las oficinas del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide, a las que cada año acude una media de 2.000 mujeres maltratadas.

    La puesta en marcha de este servicio ha sido dada a conocer este martes por la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, que ha comparecido ante la Comisión de Hacienda del Parlamento Vasco para presentar el proyecto de presupuesto de su departamento para 2020.

    El presupuesto del Departamento de Empleo y Políticas Sociales para el próximo año asciende a 1.021 millones de euros, excluido el capítulo de personal, lo que supone un incremento de casi un millón y medio de euros respecto a este año.

    Artolazabal ha dedicado parte de su intervención a detallar las medidas que tiene previsto impulsar su departamento en materia de protección a las víctimas de violencia machista. La consejera ha asegurado que el Gobierno está comprometido con una política "transversal y decidida" de apoyo a las víctimas de violencia de género.

    La consejera ha recordado que el año pasado alrededor de 200 mujeres recibieron una indemnización destinada a contribuir a que pudieran "afrontar una vida independiente del maltratador". Además, ha explicado que el servicio SATEVI, de atención especializada a esta mujeres, así como el teléfono de atención 90084011, se van a reforzar en 2020.

    Artolazabal ha informado de que el próximo año alrededor de cien tutoras laborales prestarán un servicio de atención "especializada" a víctimas de violencia machista en las oficinas del Servicio de Empleo Vasco- Lanbide.

    ATENCIÓN "DISCRETA"

    La consejera ha explicado que en Lanbide ya se presta una atención "discreta" a las mujeres maltratadas, con una media de unas 2.000 víctimas de violencia de género atendidas cada año en la red del Servicio Vasco de Empleo. El objetivo es que a partir de 2020 cada oficina de Lanbide cuente con dos tutoras especializadas que ofrezcan asesoramiento laboral a las víctimas de la violencia de género.

    La partida global Lanbide para el próximo año asciende a 886,7 millones de euros, 1,7 millones de euros más que este año. A esta suma se le añaden los casi ocho millones de euros reservados para inversiones en la red de oficinas de Lanbide.

    Más de 469 millones de euros del presupuesto del Servicio Vasco de Empleo se dirigen a la Inclusión Social. De ellos, 449,5 millones se dedican al pago de las prestaciones de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y la Prestación Complementaria de Vivienda (PCV).

    La consejera ha recordado que el próximo año la cuantía de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) se incrementará un 2%. Asimismo, se reservan 27,5 millones de euros para las Ayudas de Emergencia Social (AES), a las que se añaden unos 400.000 euros reservados específicamente para contribuir al pago de gastos energéticos de las personas con rentas bajas.

    Artolazabal ha explicado que el "favorable" contexto económico de los últimos años ha permitido reducir el número de perceptores de estas ayudas, que en el mes de octubre eran unas 53.000, dado que ha aumentado el número de beneficiarios que ha dejado de recibir la prestación por haber logrado un empleo.

    Otros 275,77 millones de euros del presupuesto de Lanbide se dedican a programas de empleo, lo que supone un incremento de un 7,4%. Esta suma se destina sobre todo al fomento de la inserción laboral.

    En este apartado destaca un nuevo programa de competencias digitales, dirigido al respaldo en la reinserción laboral a quien se ha quedado fuera del mercado laboral y no dispone de red de apoyo.

    BONOS DE IMPACTO SOCIAL

    Artolazabal también ha anunciado que en 2020 se pondrá en marcha un programa de bonos de impacto social dirigidos a atender a las personas desempleadas de larga duración. Los bonos de impacto social son una novedosa fórmula de financiación -ya implantada en Reino Unido y en otros países--, que se basa en el compromiso de inversores privados de invertir dinero en programas sociales impulsados por entidades públicas.

    La peculiaridad de estos bonos reside en el hecho de que la administración pública que recibe el dinero se compromete a reembolsar esta inversión solo si se acredita que se han cumplido los objetivos del programa.

    Lanbide dedicará 114,35 millones de euros a acciones formativas, con un aumento de 3,56 millones respecto al ejercicio anterior. Además, el programa de Garantía Juvenil, dotado con 6,5 millones de euros, contribuirá a la formación y contratación de jóvenes en desempleo.

    Además, existe un programa para la transición educativa al mundo laboral (dotado con tres millones de euros), un programa para el retorno juvenil (un millón y medio de euros), y un programa fomento del emprendimiento (500.000 euros).

    Los planes locales de empleo cuentan con un presupuesto de 22 millones de euros. Estos programas se dirigen a jóvenes parados, mayores de 55 años, mujeres en paro y personas paradas de larga duración.

    CONCILIACIÓN

    Por otra parte, se prevé destinar 84 millones de euros a políticas familiares. Artolazabal ha explicado que, con la reciente aprobación del Decreto de Ayudas a la Conciliación, se equiparán los permisos de ambos progenitores y se incrementan las cuantías de las ayudas.

    El presupuesto del Gobierno Vasco para la Teleasistencia será de nueve millones de euros. Para 2020 está prevista la extensión de la teleasistencia de betiOn' hasta las 56.000 personas usuarias.

    En el ámbito del apoyo a las entidades del Tercer Sector Social, se prevén ayudas que superan los seis millones de euros, y se incrementa en 200.000 euros la partida encargada de financiar las ayudas a mujeres víctimas de violencia de género, hasta alcanzar la dotación de 1,3 millones de euros.

    La partida referida a la gestión de la migración está fijada en seis millones de euros, que se destinarán a fomentar una "integración real y efectiva" de las personas migrantes. A su vez, las partidas para la atención a la diversidad, dirigidas a favorecer la convivencia de todas las personas, incluyen 1,1 millones de euros el Servicio Vasco de Integración y Convivencia Intercultural-Biltzen.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en País Vasco