10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • 7 de junio de 2014

    Ciudadanos, políticos y representantes sindicales y sociales se sumarán a la cadena

    También se realizarán cadenas humanas en otros países y se preparan nuevas actividades reivindicativas para otoño

    BILBAO, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Más de 100.000 personas participarán este domingo en la cadena humana en favor del derecho a decidir que unirá el 8 de junio Durango y Pamplona, que promueve la iniciativa Gure Esku Dago, y a la que se han sumado representantes políticos y sindicales, así como del mundo de la cultura.

    La cadena humana es la principal actividad de la iniciativa 'Gure Esku Dago (Está en nuestras manos)', que se puso en marcha el 8 de junio de 2013 para promover "el derecho a decidir en Euskal Herria". Según los últimos datos facilitados por los organizadores, este pasado viernes, más de 100.000 personas se han adherido a este evento, el doble de lo que se había calculado que era necesario para cubrir los 123 kilómetros del trazado.

    Además de los ciudadanos que se han sumado a la convocatoria, la cadena ha recibido adhesiones de EH Bildu, Ezker Batua y Podemos, de los sindicatos ELA, LAB, STEE-EILAS, ESK, Hiru, ErNE y CGT, además de representantes a título personal de PNV, Partido Socialista o CC.OO.

    Entre los nombres que han anunciado su presencia, destaca la presencia de representantes de las formaciones que integran EH Bildu, entre ellos Hasier Arraiz (Sortu), Pello Urizar (EA) y Dani Maeztu (Aralar), así como el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre.

    También tomarán parte dirigentes del PNV como Andoni Ortuzar, Joseba Egibar y Markel Olano, así como la exconsejera socialista Gemma Zabaleta y el miembro del PSC José Luis Uriz.

    En el campo sindical, está anunciada la participación de los secretarios generales de ELA y LAB, Adolfo Muñoz y Ainhoa Etxaide, respectivamente, además de la miembro de CC.OO. Gabiñe Espejo.

    La cadena unirá, desde las doce hasta las doce y media del mediodía, la localidad vizcaína de Durango con Pamplona, con un recorrido de 123 kilómetros que se cerrará al tráfico durante esa media hora.

    Unos 2.500 voluntarios se encargarán de garantizar el buen funcionamiento, con una decena de voluntarios por cada kilómetro, a los que se sumarán los voluntarios que colaboran en los aparcamientos, los autobuses o el tráfico.

    Según han detallado los organizadores, los participantes deberán estar en el kilómetro correspondiente a las diez de la mañana. Desde esa hora y hasta las once y cuarto, habrá actividades de animación en cada uno de los kilómetros. A partir de esa hora, se comenzará a movilizar a los participantes para conformar a las doce en punto la cadena. A las dos de la tarde, se realizarán otras actividades en varias localidades.

    La iniciativa, financiada a través de las aportaciones de las personas que se han adherido a ella en su 'red ciudadana', será filmada para "tener la foto completa de la cadena" con un dispositivo que contará con diez motos y dos helicópteros.

    NUEVAS MOVILIZACIONES

    Coincidiendo con la realización de la cadena entre Durango y Pamplona, se llevarán a cabo cadenas humanas en México, Sidney, La Plata y Buenos Aires en Argentina, Boise, en San Francisco, o Nueva York, organizadas por ciudadanos vascos en esos países.

    Tras el "punto de inflexión" de este domingo, desde Gure Esku Dago han explicado que el proceso "no termina el 8 de junio, sino que empieza". En esta línea, ha anunciado que en otoño llevarán a cabo una nueva movilización, similar a la desarrollada hace tres meses en el pabellón de La Casilla de Bilbao, donde se realizaron presentaciones, charlas y otras actividades en torno al derecho a decidir.

    Para leer más