26 de marzo de 2019
  • Lunes, 25 de Marzo
  • 1 de julio de 2014

    Concluye la desinfección de la planta TMB

    Diputación de Bizkaia da por finalizada "la crisis" y afirma que "TMB saldrá fortalecida de esta crisis"

    BILBAO, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Las labores de limpieza y desinfección de la Planta de Tratamiento Mecánico-Biológico (TMB) de Arraiz, donde se produjo un brote de 'Fiebre Q' el pasado mes de abril, han concluido "con éxito". De manera que se prevé que vuelva a entrar en funcionamiento en este mes de julio, con la puesta en marcha de protocolos preventivos, según ha informado la Diputación vizcaína.

    Los responsables forales han explicado que la limpieza y desinfección de la planta ha terminado dentro del periodo previsto de dos meses desde la adjudicación de los trabajos a la empresa pública estatal TRAGSA y las analíticas realizadas por Neiker, a instancias del departamento de Salud del Gobierno vasco, han sido negativas para la presencia de la bacteria Coxiella burnetti.

    Las pruebas en vacío de la planta arrancarán esta misma semana y se prevé que para mediados del mes de julio pueda comenzar a recibir los residuos urbanos de la zona metropolitana de Bilbao.

    Con el fin de evitar en el futuro riesgos similares, Garbiker no llevará los residuos de las plantas de transferencia que gestiona en las comarcas rurales del Territorio.

    El arranque de la actividad de la TMB conlleva la puesta en marcha de nuevos protocolos preventivos de acuerdo con las recomendaciones de Osalan, así como un plan de mantenimiento preventivo y de limpieza definido por TRAGSA y que será desarrollado por la UTE Arraiz (Sacyr y Pavisa) dentro de la "actividad normal" de la planta.

    "Todas estas nuevas medidas se implementarán con el conocimiento y participación de los trabajadores, a quienes se formará debidamente", han destacado desde Diputación.

    CRISIS FINALIZADA

    La institución foral ha indicado que la "crisis" de la 'Fiebre Q' ha obligado a los gestores de la planta a implementar nuevos protocolos y actuaciones de prevención para garantizar la seguridad de los trabajadores y la calidad del servicio. En este sentido, el diputado foral de Medio Ambiente, Josu Madariaga, ha valorado que "la TMB saldrá fortalecida de esta crisis".

    Asimismo, ha afirmado que "se puede dar por finalizada definitivamente la crisis de la 'Fiebre Q' que ha afectado a la planta de tratamiento de residuos de Bilbao" y ha agradecido "a todos los que han hecho posible que se haya recuperado la normalidad en un plazo tan breve, en especial, a los trabajadores de la planta, un ejemplo de profesionalidad frente a condiciones adversas".