10 de abril de 2020
28 de noviembre de 2018

Covite alerta de que los actos de enaltecimiento del terrorismo de ETA han aumentado en 2018 un 147%, respecto a 2017

EH Bildu rechaza que los "recibimientos" se hagan con voluntad de "humillar" a las víctimas de ETA

Covite alerta de que los actos de enaltecimiento del terrorismo de ETA han aumentado en 2018 un 147%, respecto a 2017
PARLAMENTO VASCO

VITORIA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha alertado este miércoles de que este año 2018 se ha producido un aumento "exponencial" del 147% de los actos de enaltecimiento del terrorismos de ETA respecto a 2017, y ha asegurado que estos actos no solo son contrarios a la Ley vasca de reconocimiento de las víctimas del Terrorismo, sino que también suponen una "gravísima afrenta y humillación" a las víctimas del terrorismo.

La Comisión de Derechos Humanos e Igualdad del Parlamento Vasco ha acogido este miércoles la comparecencia de la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, y la responsable de comunicación, Inés Gaviria, que han presentado los datos recogidos por Covite en su 'Observatorio de Radicalización'.

Según ha explicado Inés Gaviria, en 2016 documentaron tres actos de enaltecimiento y han detectado un aumento en los años 2017 y "especialmente en 2018 entre los meses de mayo y junio tras la disolución de ETA".

En 2017 Covite documentó 76 actos de enaltecimiento del terrorismo de ETA: 48 homenajes a terroristas, 12 jornadas de homenaje a la trayectoria de ETA, 10 fiestas populares en las que se hizo referencia explícita a ETA, y 6 pintadas o pancartas en las que se agradece a la banda su trayectoria.

Gaviria ha explicado que los datos recogidos en 2018 han aumentado "exponencialmente" y han incluido una nueva categoría para las manifestaciones a favor de la excarcelación de los presos de ETA, "un signo de que no se está deslegitimando la trayectoria criminal de ETA" porque "si esas personas están encarceladas, es porque han cometido una serie de crímenes y la Justicia tiene que ir a su ritmo".

En 2018 el colectivo de Víctimas del Terrorismo ha contabilizado 59 homenajes a miembros de ETA, 27 fiestas populares en las que se ha hecho "referencia explícita" a ETA y se han encontrado 50 pintadas y pancartas en las que "se le da las gracias a ETA por su lucha".

"En 2018 se ha producido un aumento del 147% de actos de enaltecimiento del terrorismo de ETA respecto al 2017 y en el caso de los homenajes el aumento ha sido del 19%", ha concretado.

Ordóñez, por su parte, ha afirmado que el País Vasco es "el único rincón de Europa donde sistemáticamente se enaltece a terroristas orgullosos de serlo" y ha explicado que este Observatorio nace de la necesidad de documentar estos hechos y no sólo denunciarlo a través de las redes sociales.

RECRUDECIMIENTO EN 2018

Según ha explicado, han registrado actos desde finales de 2016 y han detectado que este año 2018 se ha producido un "recrudecimiento" de este tipo de actos, que ha calificado de "humillantes y vengonzosos".

Asimismo, ha asegurado que "por parte de la izquierda abertzale, se trata de sortear la ley cuando en realidad, lo que pretenden es homenajear a aquellos terroristas orgullosos de su pasado criminal". "Esta es la condición indispensable para que se realicen este tipo de actos y humillaciones a las víctimas", ha subrayado.

La presidenta de Covite ha dicho que no cree que se convoque un 'ongi etorri' al falso monje shaolín de Bilbao --acusado de matar a dos mujeres-- "pero es un preso vasco" ni que se haga ningún homenaje a aquellos presos que han seguido la 'vía Nanclares' y están "arrepentidos". "Esta es la prueba de que lo que se trata con estos actos es honrar a ETA, a su trayectoria criminal y a quienes han ejercido el terror en este país", ha insistido.

Tras recordar el "importante" pronunciamiento del Parlamento Vasco rechazando los homenajes a presos de ETA, Ordoñez ha recordado que la ley vasca de reparación de las víctimas del terrorismo en su artículo cuatro establece que los Poderes Públicos vascos "velarán por que las víctimas sean tratadas con respeto a sus derechos y adoptarán medidas apropiadas para garantizar la seguridad, el bienestar físico y psicológico y la intimidad de las víctimas, y en particular, para prevenir y evitar la realización de actos efectuados en público que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas o sus familiares".

Por ello, ha asegurado que estos actos no solo son contrarias a la ley vasca, al pronunciamiento del Parlamento Vasco, y también supone una "gravísima afrenta y humillación a las víctimas del terrorismo" y cree que sería "impensable, que se sentara en el sillón del alcalde de su pueblo al falso monje shaolín de Bilbao", cuando saliera de la cárcel.

LOS GRUPOS

El parlamentario del PNV Iñigo Iturrate ha dicho que al PNV "no le gusta" que en las calles se celebren este tipo de expresiones que "no apoyan ni amparan" y que cuentan con su "reprobación moral".

Iturrate ha explicado que están comprometidos en que las próximas generaciones "sepan cómo sucedieron las cosas, que fue algo injusto que no tenía que haber sucedido nunca y que no existe ninguna razón política que se pueda poner por encima de la vida ajena".

El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha dicho que no asume la responsabilidad de los actos o pintadas presentadas por Covite y tampoco cree que exista un "recrudecimiento" porque "son cada vez menores" y espera que ésta "siga siendo la tendencia".

También ha señalado que se trata de personas que han cumplido sus condenas y que se les recibe en el pueblo y ha rechazado que se les haga este recibimiento por su "curriculum delictivo", sino que cree que "es porque han estado alejados de sus localidades y por ello se les hace un recibimiento". Por ello, ha subrayado que no ve que haya "voluntad de humillar" con estos actos. "Creo que ustedes magnifican algunos casos", ha señalado.

Desde Elkarrekin Podemos, Pili Zabala --hermana de Joxi Zabala, asesinado por los GAL-- ha afirmado que el sentimiento que las víctimas del terrorismo padecen es "similar" al que padecen las víctimas de otro tipo de violencias, y ha subrayado que existen otro tipo de homenajes que "también humillan a las víctimas", citando el acto en el que participó el expresidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, "enalteciendo" al general Rodríguez Galindo, condenado en el caso Lasa-Zabala.

Zabala ha mostrado su "solidaridad" con Covite y ha defendido que es necesario "intentar abrir un camino para trabajar en común, intentando desarrollar nuevos escenarios, superar hostilidades y momentos en los que nos han herido, humillado y remictivizado" y ha recordado que "las víctimas del terrorismo de Estado no tienen ninguna ley que las ampare".

Rafaela Romero (PSE) se ha mostrado convencida de que los ciudadanos vascos "no comparten actos delictivos ni los que puedan suponer una revictimización o doble dolor tanto a las víctimas del terrorismo y sus familiares".

Asimismo, ha defendido que los poderes públicos pueden actuar no solo cuando existe delito, sino también para que "no se produzcan estos casos de revictimización del dolor sufrido por las víctimas". "Esta es la tarea que nos queda a los poderes públicos para que no tenga que haber ni un policía ni un juez, sino que sea la propia sociedad vasca las que los acabe haciendo desaparecer", ha señalado.

Finalmente, el parlamentario del PP Carmelo Barrio ha defendido que es necesario seguir trabajando para rechazar este tipo de actos y ha subrayado que "la ocupación de la vía pública, de las instituciones democráticas y de la simbología vasca, se contamina si se liga a las trayectorias criminales", algo que el PP "seguirá denunciando".

"Es desolador ver que en 2018 hay más que en 2017", ha subrayado, antes de lamentar que estos actos suponen un "caldo de cultivo que puede llevar al traste la necesidad de no repetición".

Para leer más