16 de julio de 2019
  • Lunes, 15 de Julio
  • 21 de septiembre de 2014

    Covite opta por "la desodediencia" y coloca una placa de una víctima en Bilbao

    Covite opta por "la desodediencia" y coloca una placa de una víctima en Bilbao
    COVITE

    BILBAO, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco, Covite, ha optado por "la desodediencia civil" a las instituciones vascas en memoria de damnificados de ETA y ha colocado una placa de una víctima asesinada en Bilbao, sin autorización municipal.

    En un comunicado, Covite ha explicado que, de esta forma, "desafía a las instituciones vascas", y ha emplazado al alcalde de San Sebastián, Jun Karlos Izagirre, a que en 15 de 15 días "para que cumpla con el mandato que le obliga a colocar placas" en la capital guipuzcoana.

    El Colectivo de Víctimas del Terrorismo ha colocado ese domingo en Bilbao una placa en recuerdo a María Luisa Sánchez Ortega, asesinada por ETA en la capital vizcaína el 19 de febrero de 1987, y ha anunciado que "ha decidido abrazar la desobediencia civil para garantizar el derecho a la memoria de los damnificados por el terrorismo".

    La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, ha destacado que, "tras 50 años de terrorismo, nada recuerda a los que fueron asesinados en los lugares donde fueron asesinados". "Y lo que es más grave, estamos olvidando nuestra historia, estamos hipotecando a las nuevas generaciones, que corren el riesgo de no recordar lo que aquí sucedió".

    Por todo ello, ha destacado que una docena de víctimas del terrorismo han formado un 'muro popular' en el Muelle Marzana de la capital vizcaína "para garantizar la colocación, sin permiso municipal, de la placa en recuerdo a María Luisa Sánchez, empleada de limpieza que sufrió la amputación de ambas piernas antes de fallecer a causa de una bomba de ETA".

    "Hoy, por primera vez en 50 años, anunciamos públicamente que se acabó. Hoy nos rebelamos contra la desmemoria, y lo hacemos por responsabilidad", han insistido.

    "CASO OMISO"

    Este Colectivo ha recordado, además, que el Ayuntamiento de San Sebastián, gobernado por Bildu, lleva desde abril "haciendo caso omiso" al acuerdo municipal que acordó colocar placas de recuerdo a los asesinados por el terrorismo.

    En este sentido, Ordóñez ha señalado que, "si en 15 días no empiezan a cumplir con esta demanda, que es de Justicia", será Civite la que "colocará las placas". "El terrorismo les borró de nuestras vidas. Pero no dejaremos que la desgana de las instituciones les borre de la historia. Si los poderes públicos no colocan placas de recuerdo donde se asesinó, lo haremos nosotros", ha zanjado la presidenta del Colectivo.

    Para leer más