1 de marzo de 2021
27 de enero de 2021

La consejera de Salud asegura que "la vacunación masiva" en Santa Marina "fue un error y una descoordinación"

La consejera de Salud asegura que "la vacunación masiva" en Santa Marina "fue un error y una descoordinación"
Imagen de una vacuna - OSI ESKERRALDEA ENKARTERRI / J.MARLASCA

Informa de que 11.360 profesionales sanitarios se han inoculado la vacuna y, salvo "en muy pocos casos", se han cumplido los criterios establecidos

BILBAO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, ha asegurado este miércoles que "la vacunación masiva" que se ha realizado en el hospital bilbaíno de Santa Marina fue el resultado de "un error y una descoordinación". Además, ha asegurado que un total de 11.360 profesionales sanitarios se han inoculado en Euskadi la vacuna y, salvo "en muy pocos casos", se han cumplido los criterios establecidos.

Sagardui ha informado en comisión parlamentaria que en el hospital de Santa Marina, además de su director gerente, José Luis Sabas, que tenido que abandonar su cargo, también fueron vacunados contra la covid-19 cuando no les correspondían, otros directivos y 16 personas no adscritas al centro, como cuatro representantes sindicales, otras cuatro personas de servicios religiosos o cuatro más de personal que explota la cafetería, entre otros.

La consejera ha comparecido ante el Parlamento Vasco para informar de la investigación realizada en torno a la vacunación irregular detectada en los hospitales bilbaínos de Basurto y Santa Marina de sus gerentes, Eduardo Maiz y José Luis Sabas, que se vieron obligados a dejar sus puestos.

Gotzone Sagardui ha indicado que, a estas alturas de la pandemia, "si hay algo que la sociedad vasca sabe, es el orden de preferencia de las personas destinatarias de las vacunas: personas mayores en residencias, el personal que las atiende y, después, el personal médico que atiende a personas con o sin covid en centros sanitarios".

En este sentido, ha destacado que el personal directivo que no atiende personalmente a pacientes "no aparecen en esta lista". Tal como ha explicado, de las 51.945 vacunas administradas, 11.360 han sido destinadas a personal sanitario y se han inoculado "cumpliendo los criterios establecidos, salvo en muy pocos casos".

La titular de Salud ha subrayado que el Departamento de Salud y Osakidetza, "en cuanto tuvieron conocimiento de un incumplimiento en los criterios de vacunación, actuaron con celeridad, solicitando a las personas en cuestión que asumieran su responsabilidad". "En pocas horas estas personas estaban fuera de la organización", ha recordado.

A su juicio, "la vacunación masiva en Santa Marina fue un error, una descoordinación" de la que se sienten responsables en la Consejería y en el Servicio Vasco de Salud. "Yo la primera. Desde uno y otro lado estábamos hablando de cosas diferentes. Esto ha tenido dos consecuencias: una, la descompensación en esta fase inicial en la administración de vacunas entre personal a favor de Santa Marina, algo que se corregirá en poco tiempo", ha indicado.

REFUERZO DE LA COORDINACIÓN

En segundo lugar, ha remarcado que "ha reforzado los circuitos de información y coordinación para lograr que el proceso de vacunación en Osakidetza sea, de aquí en adelante, lo más homogéneo y adecuado a los criterios de prioridad que sea posible".

"Seguimos atentas a lo que ocurre en el proceso de vacunación por si hubiera alguna administración inadecuada. Para nosotras era importante venir cuanto antes al Parlamento para dar cuenta de lo ocurrido y el resultado de la recogida de información que hemos realizado", ha añadido.

Según ha insistido, quienes ostentan un cargo público asumen "una responsabilidad para con la sociedad" y se les exige "ejemplaridad" a la hora de realizar su labor. "Esta personas, en este momento y en el contexto en el que nos encontramos, no lo han sido. Esta y no otra es la razón de que ya no ocupen sus puestos", ha concluido.

Para leer más