25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 9 de julio de 2014

    Darpón califica de "canción del verano" las críticas sindicales al cierre de camas

    Darpón califica de "canción del verano"  las críticas sindicales al cierre de camas
    GOBIERNO VASCO

    VITORIA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Salud del Gobierno vasco, Jon Darpón, ha rechazado este miércoles las críticas sindicales por el cierre de camas durante la época estival, que, en su opinión, son "como la canción del verano" ha calificado de "canción del verano" y ha asegurado que "ningún paciente que se va a quedar sin asistencia por falta de cama".

    Darpón ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa celebrada en Vitoria, en la que ha presentado la nueva Estrategia de Seguridad del Paciente en Osakidetza.

    Preguntado por las denuncias del sindicato de Enfermería de Euskadi, Satse y del Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) sobre el cierre de camas en varias unidades hospitalarias, Darpón ha considerado que se trata de "la canción del verano", protestas que se dan "no solo en Osakidetza, sino en todos los sistemas de salud".

    "¿Se acuerda de Georgie Dann? Pues esta es la canción del verano. Después del verano me vuelve a preguntar usted y ya verá cómo le contesto que no ha habido ningún paciente que se ha quedado sin asistencia por falta de cama y seguramente el sindicato que lo denuncia también", ha zanjado.

    "RECORTES Y CIERRES"

    El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) alaveses se ha concentrado este miércoles frente al edificio de consultas del Hospital Universitario Álava para protestar por los "recortes y por el cierre de camas" en verano, ya que defienden que "la enfermedad no toma vacaciones y los pacientes han de ser atendidos, con independencia del calendario".

    Satse, por su parte, denunció la pasada semana que Osakidetza contaba con una previsión de cierre de "1.075 camas hospitalarias, de quirófanos de cirugía programada, unidades de despertar e incluso camas de reanimación", pero "la realidad ha sido que el 1 de julio muchas de estas unidades no han podido cerrarse".