19 de mayo de 2019
  • Sábado, 18 de Mayo
  • 5 de febrero de 2010

    El Defensor del Pueblo cree que quienes tienen "las pistolas y las metralletas"

    Dice que nadie cree en el debate de la izquierda abertzale, salvo EA, "que se está desmandando un poco"

    BILBAO, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, afirmó hoy que quienes tienen que realizar una reflexión, en estos momentos, "son los pistoleros" de ETA, los que "tienen las pistolas y las metralletas". Además, destacó que nadie cree en el debate de la izquierda abertzale, salvo EA, "que se está desmandando un poco".

    En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Múgica afirmó que no le parece "aceptable" hablar de proceso de reflexión en la izquierda abertzale "porque esta gente no reflexiona", y afirmó que quienes deben hacerlo "son los pistoleros que tiene las pistolas y las metralletas".

    "No cabe absolutamente nada nuevo. Desde que se fundó ETA, sigue matando, secuestrando, sigue extorsionando o intenta hacerlo, como ahora. Por tanto, ¿qué van a reflexionar?", señaló.

    En esta línea, consideró que los demócratas, por contra, tienen "la reflexión de la libertad", lo que significa "que no hay que dialogar con ellos, que se ha terminado todo diálogo, y se impone la necesaria represión a través de las FSE, de la Ertzaintza, de los jueces y de la cooperación internacional".

    Tras considerar que "no tiene credibilidad ninguna" esa denominada reflexión de la izquierda abertzale, ni siquiera en el mundo nacionalista, en el PNV, precisó que "la excepción" es de "alguna organización que está buscando nuevos reclutas, que es legal, que siempre ha jugado un papel interesante, pero que hoy se está desmandando un poco", en referencia a EA.

    No obstante, precisó que no es todo Eusko Alkartasuna quien actúa así, y destacó que, "precisamente por eso, hubo una escisión importante de EA en el territorio histórico (Gipuzkoa) donde Eusko Alkartasuna tenía más afiliados".

    ASESINATO DE SU HERMANO

    A su juicio, el aniversario mañana del asesinato hace 14 años por ETA de su hermano, Fernando Múgica, tiene ahora "el mismo significado" que cuando le mataron: "la imposibilidad de que el terrorismo siga actuando, la necesidad de que ETA desaparezca, no mediante ningún acuerdo ni ninguna negociación porque, con los asesinos no se pacta". Por ello, abogó por "la destrucción de la banda terrorista y el encarcelamiento de sus bandidos".

    Para Enrique Múgica, en la sociedad vasca "se vive un momento absolutamente histórico" por el nuevo Gobierno vasco. "Ante el nuevo Gobierno vasco, el testimonio del asesinato de mi hermano y el de los demás vascos por una Euskadi libre y para todos, adquiere cada vez más fuerza", concluyó.