3 de junio de 2020
3 de abril de 2020

Detenido tras presentarse con dos cuchillos, una navaja y una porra en un piso de Sestao y amenazar a su propietario

BILBAO, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 51 años ha sido detenido en la localidad vizcaína de Sestao tras presentarse en la vivienda de una persona con la que, al parecer, mantenía rencillas personales desde tiempo atrás y amenazarle de muerte. El arrestado llevaba consigo dos cuchillos, una navaja y una porra y fue posteriormente ingresado en un hospital psiquiátrico.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, minutos antes de las siete de la mañana de este pasado jueves, la Ertzaintza recibió el aviso de un particular que alertaba de que un individuo, al que conocía y con quien mantiene una mala relación personal, se había personado en su casa y, armado con un cuchillo, le estaba amenazando de muerte y aporreando violentamente la puerta del piso.

Varias patrullas de la Ertzaintza se dirigieron al lugar. Al llegar los primeros agentes y requerirle que depusiera su actitud, el sospechoso "arremetió agresivamente" contra ellos, aunque sin llegar a causar daño a ninguno.

Con la llegada de otras patrullas, la actitud del sospechoso, que había sido "muy nerviosa y agresiva inicialmente", fue cambiando paulatinamente, al tiempo que los ertzainas intentaban convencerle de que depusiera esa actitud, según ha explicado el Departamento de Seguridad.

Tras más de treinta minutos de conversación con el hombre, los agentes consiguieron que finalmente soltara los dos cuchillos que llevaba en las manos e, incluso, que tirase al suelo otra navaja más y una porra extensible que llevaba escondidas entre sus ropas, lo que hizo posible que los ertzainas lo controlaran sin enfrentamiento alguno.

Una vez identificado como un varón de 51 años de edad y con antecedentes policiales, los agentes le comunicaron que quedaba detenido bajo la acusación de los delitos de amenazas con arma blanca y atentado contra agentes de la autoridad, y lo trasladaron a dependencias policiales.

Desde allí, y dado el comportamiento mostrado por el sospechoso durante el suceso, el caso fue puesto en conocimiento de la autoridad médica y, tras las oportunas gestiones, se decretó su ingreso en un hospital psiquiátrico.

Para leer más