15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 23 de marzo de 2014

    Detenido un varón tras la localizacion de hachís en una lata de refrescos

    BILBAO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Un varón, de 32 años, ha sido detenido en Erandio (Bizkaia) acusado de vender sustancias estupefacientes en el bar donde trabaja. Los perros especializados en la detección de drogas de la Unidad Canina de la Ertzaintza localizaron una veintena de dosis de hachís en el interior de una lata de refrescos.

    Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, a raíz de ciertas informaciones recogidas en el municipio de Erandio sobre la posibilidad de que en un establecimiento hostelero ubicado en la calle Txoriherri se estuviera traficando con drogas, agentes de la Ertzaintza, adscritos a la Comisaría de este municipio, comenzaron a investigar para conocer el alcance de la información.

    En el transcurso de la investigación, los agentes encargados del caso constataron que en el citado local los clientes que acudían permanecían en el local un periodo breve de tiempo y salían, en la mayoría de los casos, sin haber consumido nada. Asimismo, se observó la presencia reiterada de algunas personas conocidas por los agentes como consumidores habituales de sustancias estupefacientes.

    Concretamente, este sábado un cliente accedió al establecimiento y, tras establecer una breve conversación con el camarero, éste se introdujo en la cocina para seguidamente hacerle entrega de un bolsita a cambio de dinero. Ante estos hechos, los agentes interceptaron al comprador comprobando que llevaba un trozo de hachís y procedieron a la detención del camarero que se lo había facilitado por un presunto delito contra la salud pública.

    Ante la posibilidad de que tuviera más sustancias escondidas en el local se procedió a realizar un registro más exhaustivo con perros especializados en la detección de sustancias estupefacientes. Uno de los perros marcó unas latas de refresco apiladas en la cocina, aferrándose a una de forma más insistente. Los agentes pudieron comprobar que esa lata había sido manipulada y en su interior localizaron cerca de una veintena de dosis de hachís envueltas en papel film preparadas para su venta.

    Tras concluir el registro, el local fue precintado y cerrado a la espera de la decisión judicial. El detenido pasará a disposición judicial en las próximas horas.