3 de julio de 2020
3 de junio de 2020

La Diputación de Álava defiende un modelo de residencias no medicalizadas y que ofrezcan una atención "integral"

Elkarrekin Araba insta al Gobierno foral a "repensar" el sistema que regula los centros de mayores

La Diputación de Álava defiende un modelo de residencias no medicalizadas y que ofrezcan una atención "integral"
El diputado general de Álava - DFA

VITORIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha anunciado que el Gobierno foral está diseñando un nuevo modelo de servicios sociales para fomentar un envejecimiento "pleno y satisfactorio" en el territorio, en el que incluyan unas residencias no medicalizadas y que ofrezcan una atención "integral y centrada en las personas".

González ha respondido este miércoles, en el pleno de control que celebran las Juntas Generales de Álava, a una pregunta de Elkarrekin Araba sobre el modelo de residencias vigente en el territorio.

La portavoz de Elkarrekin Araba, Arantza Abecia, ha instado al Gobierno foral a "repensar" el sistema por el que se rigen estos centros. De esa forma, aunque ha rechazado convertir las residencias en hospitales, ha considerado que es necesario una mayor especialización sanitaria en estos recursos, dado que muchos de sus usuarios tienen varias patologías y toman "mucha medicación".

En su respuesta, González ha explicado que el Gobierno foral está preparando un nuevo modelo de servicios sociales para fomentar un envejecimiento "pleno, responsable, satisfactorio y útil para la sociedad".

Este nuevo sistema se basa en "priorizar la atención a las personas". "La promoción del envejecimiento pleno requiere fomentar y equilibrar la responsabilidad personal, el encuentro y la solidaridad intergeneracional", ha indicado.

Una de las iniciativas enmarcadas en el objetivo de lograr un "envejecimiento pleno" es proporcionar a las personas mayores dependientes la atención integral que precisan. Con ese fin, González ha asegurado que resulta imprescindible situar a la persona mayor "en el centro del sistema de atención y apoyo".

Aunque el diputado general ha recordado que la mayoría de las personas mayores quiere vivir en su casa, ha señalado que muchos de los casos más graves de dependencia acaban con el ingreso en un centro residencial.

"ADAPTACIONES DEL ENTORNO"

En este sentido, ha recordado que la Diputación Foral es consciente de que las residencias "deben cambiar hacia un modelo más cercano a un hogar", por lo que está llevando a cabo, de forma progresiva, "adaptaciones del entorno" en los centros.

El diputado general, que ha afirmado que el Gobierno foral ya estaba trabajando en este cambio de modelo desde antes de la pandemia de coronavirus, ha explicado que el sistema que se pretende implantar "va más allá de la atención clásica, centrada en el servicio y muy sujeta a los horarios y turnos del personal".

González ha rechazado la idea de medicalizar las residencias, sobre las que ha afirmado que "son lugares para vivir y convivir en la medida de lo posible". El máximo responsable del Gobierno foral considera que estos centros "ni son ni deben ser hospitales", aunque cuentan con el personal sanitario "necesario".

También ha subrayado que estas residencias tampoco son recursos para personas autónomas o "levemente dependientes", para las que existen otras fórmulas diferentes, de menor "intensidad" en cuanto a los cuidados.

"De esta pandemia debemos salir con un modelo que trate a los mayores más como personas y menos como pacientes", ha manifestado. En ese sentido, ha recordado que el nuevo complejo residencial Arabarren estará basado en este modelo, con módulos de convivencia que contarán con un máximo de 25 personas integrantes.

Para leer más