22 de octubre de 2020
23 de septiembre de 2020

La Diputación de Álava flexibiliza el régimen de visitas y salidas de las residencias de mayores

Los residentes podrán recibir un mínimo de dos visitas semanales y salir a dar paseos fuera del centro

VITORIA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Álava ha aprobado este miércoles una orden foral que flexibiliza el régimen de visitas y salidas de las residencias de mayores del territorio en aspectos como la frecuencia y el número de personas que pueden acompañar a los residentes.

Esta nueva norma, que sustituye a una anterior aprobada el pasado 7 de agosto, entrará en vigor una vez se publique en el Boletín Oficial del Territorio Histórico de Álava (BOTHA), algo que se producirá previsiblemente este próximo viernes.

La nueva orden foral suaviza algunas de las condiciones establecidas en la norma de agosto para las visitas y salidas de los centros de mayores de Álava, que en algunos casos eran más restrictivas que las contempladas por las diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa para las residencias de dichos territorios, según han reconocido fuentes del propio Gobierno alavés.

De esa forma, algunas de las restricciones "se flexibilizan" en esta nueva norma. En el caso de las visitas a los residentes, aunque seguirán estando limitadas, preferiblemente a una persona, se establece como novedad que cada usuario podrá recibir un mínimo de dos visitas semanales. En la orden de agosto no se establecían mínimos ni máximos para las visitas a residentes, una cuestión que quedaba en manos de cada centro en función de sus capacidades.

MENOS TIEMPO POR VISITA

Por el contrario, la duración de las visitas se ha reducido de dos horas a una. Desde la Diputación se ha explicado que, como ahora se ha fijado un mínimo de dos visitas a cada usuario, con esta limitación del tiempo de cada visita se pretende evitar "complicaciones" a la hora de organizar y preparar adecuadamente los espacios comunes en los que se desarrollan los encuentros entre los mayores y sus familiares.

Además, cada centro podrá autorizar un mayor número de visitas semanales para los residentes que, debido a su situación, puedan necesitar de encuentros más regulares con sus allegados, aunque estos sean de una duración inferior.

En el caso de las salidas, en la norma todavía vigente se indica que los usuarios de las residencias pueden dar paseos terapéuticos en espacios abiertos en el entorno de estos centros. No obstante, esta posibilidad está limitada a los residentes en centros que carecen de jardines o patios, dado que los que se encuentran en residencias que sí disponen de estos espacios, no pueden salir del recinto.

En la norma foral aprobada este miércoles, la posibilidad de pasear por el entorno del centro --una vuelta a la manzana, por ejemplo-- se amplía a todas las residencias, con independencia de si éstas disponen o no de jardines o patios.

DOS ACOMPAÑANTES

Los residentes podrán realizar dos salidas semanales, aunque en las mismas deberán evitar los espacios cerrados. Al igual que ocurre con las visitas, el tiempo máximo de cada salida se ha reducido de dos horas a una. No obstante, en la nueva norma se amplia a dos el número de familiares que pueden acompañar al mayor en estos paseos, que pasa de una a dos personas.

En la norma se recogen excepciones como las de las personas que se encuentran en una situación terminal, a las que no se les pone un límite de tiempo para permanecer con sus familiares. Otra de las novedades consiste en establecer la obligación de que los centros complementen las visitas con videollamadas.

Además, cada residencia deberá elaborar un protocolo detallado para las visitas presenciales y salidas, en las que --salvo determinadas excepciones-- los usuarios y sus familiares deberán mantener una distancia mínima de seguridad de dos metros.

La Diputación ha establecido como excepción para esta norma de los dos metros de seguridad el caso de las personas que, por problemas cognitivos o de otro tipo, requieran del contacto físico como única forma de sentir una relación humana con sus allegados.

Contador

Para leer más


Lo más leído en País Vasco