28 de febrero de 2021
18 de enero de 2021

Diputación vizcaína y Ayuntamiento de Bilbao agradecen al Athletic la victoria en la Supercopa que "inyecta optimismo"

Diputación vizcaína y Ayuntamiento de Bilbao agradecen al Athletic la victoria en la Supercopa que "inyecta optimismo"
Aitor Elizegui, president of Athletic Club during the arrival of the Athletic Club de Bilbao at Diputacion of Bizkaia in Bilbao - INIGO LARREINA / AFP7 / EUROPA PRESS

Rementeria y Aburto valoran el "entusiasmo" que provoca en la sociedad en un momento "anímicamente" complicado por la pandemia

BILBAO, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Diputación foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao han realizado este lunes sendos recibimientos al Athletic Club, que se ha proclamado campeón de la Supercopa 2021, unos reconocimientos marcados por la Covid-19, que se han tenido que realizar a puerta cerrada, y con los que ambas instituciones han querido agradecer una victoria que "inyecta optimismo y alegría" a la sociedad en un momento "anímicamente" complicado por la pandemia.

El equipo bilbaíno llegó sobre la una menos veinte de la tarde, con alrededor de media hora de retraso, al aeropuerto de Loiu, después de pasar la noche en Sevilla, ciudad en la que disputó la final de la Supercopa frente al Barça, al que se impuso en la prórroga con un gol de Iñaki Williams.

Hasta el aeropuerto se ha acercado un grupo de aficionados, y, a su llegada, la expedición rojiblanca les ha mostrado la Supercopa durante unos minutos, a bastante distancia y separados por una verja, mientras coreaban juntos gritos y canciones de apoyo al club.

Los recibimientos al Athletic vienen marcados por la pandemia y, por ello, se han celebrado a puerta cerrada y sin público. Unas celebraciones que nada tienen que ver con las que se desarrollaron en 2015, la última vez que el Athletic fue campeón de la Supercopa y que llenaron las calles de Bilbao de miles de aficionados.

Tras su llegada a Bilbao, se han acercado hasta Lezama donde les esperaban un centenar de aficionados y, desde allí, la primera cita del Athletic con las autoridades ha sido en el Ayuntamiento de Bilbao, donde el alcalde, Juan María Aburto, y miembros de la corporación municipal han recibido a una representación del equipo.

Debido a la situación de pandemia, no han acudido a las recepciones todo el club sino una delegación, entre ellos el presidente del Athletic, Aitor Elizegi, el vicepresidente, Mikel Martínez, el entrenador, Marcelino García Toral, los jugadores Iker Muniain, Iñaki Williams, Raúl García, Mikel Balenziaga y Óscar de Marcos, junto con Iribar.

En el exterior del Ayuntamiento, que ha izado la bandera del Athletic y ha colocado en la balcolnada una gran bandera rojiblanca con la palabra "Txapeldunak" (campeones), también se han congregado un grupo numeroso de aficionados del club, pese a la recomendación a los ciudadanos de evitar celebraciones.

En el interior del Consistorio, el alcalde les esperaba al pie de la escalinata mientras la banda municipal interpretaba el himno del Athletic. Tras el aurresku de honor, Aburto les ha dirigido unas palabras y, tras recordar a los que "abrieron camino" como el exentrenador del Athletic Gaizka Garitano o Aritz Aduriz, ha citado al nuevo mister Marcelino "que lo ha hecho realidad" y a los jugadores por haber escrito "una nueva página de oro" en la historia del Athletic.

El alcalde ha lamentado que, en esta ocasión, debido a este "virus malnacido", no se han podido hacer celebraciones especiales como salir al balcón o la gabarra por la ría, pero se ha mostrado convencido de que "esos momentos, volverán".

"Hoy nos toca ser nuevamente un ejemplo de austeridad y respeto absoluto a la época sanitaria que nos toca vivir. Con una recepción sencilla pero llena de ilusión en nombre de cada uno de los bilbainos, porque esta es la casa de todos. Y hoy nuestro corazón es más rojiblanco que nunca. Esta dosis de entusiasmo que nos habéis dado, se suma a las esperanzas que tenemos puestas en la nueva vacuna para volver a la ansiada normalidad que nos traiga alivio, salud y tranquilidad. El triunfo del Athletic, su garra, nos inyecta optimismo y alegría", ha añadido.

Aburto ha destacado que se ha logrado la "tan deseada" Supercopa, sobre todo, en tiempos de Covid y ha señalado que se necesitaba este "triunfo histórico" y esta "especial vacuna que ha traído ilusión, alegría y orgullo a la sociedad bilbaina".

"Esta Supercopa es del Athletic. Y también lo es del pueblo de Bilbao, de los que hemos tenido la suerte de celebrarla y con la memoria puesta en aquellos aficionados y aficionadas que por diferentes causas en este año maldito no lo han podido ver o disfrutar", ha subrayado el alcalde que ha concluido el acto entregando al presidente Elizegi la bandera de la ciudad, símbolo de la "simbiosis" entre el club y Bilbao.

DIPUTACIÓN

Posteriormente, la expedición rojiblanca se ha dirigido hacia el Palacio foral, donde pasadas las 15.00 horas han sido recibidos por el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria.

Tras posar junto al trofeo, el diputado general ha afirmado que la plantilla del Athletic es "la leche" y les ha agradecido un triunfo que llega "en el mejor momento posible".

"Sin público pero anímicamente estábamos necesitados en Bizkaia. Gracias a lo que habéis hecho", ha afirmado, al tiempo que ha incidido en que Bizkaia se "identifica" con ellos por lo que "estáis en vuestra casa".

En el transcurso de las recepciones, han tomado la palabra el presidente del Athletic, Aitor Elizegi, que ha destacado el orgullo y la emoción con la que la afición ha vivido en sus casas, debido al Covid, este triunfo y, aunque no es momento de "tocar" mucho esa Supercopa, ha destacado llegará un día en la que "esté en las calles, en la ría y se pueda pasar".

"Las primeras frases deben ser para los que no han podido viajar a Sevilla. Todos sabemos lo que hubiera significado el viaje a Sevilla, el regreso y lo que hoy hubiera ocurrido en Bilbao, en Bizkaia y en Euskl Herria", ha sostenido.

Elizegi ha tenido también palabras para el exentrenador Gaizka Garitano, para los capitanes que representan a una plantilla que "tiene el compromiso, el saber estar y el trabajo" y, en concreto, ha citado a Iker Muniain, "un ejemplo" para todos y que "lleva el brazalete" con todo el derecho porque es "un capitán fuera y dentro del terreno de juego".

También se ha referido al nuevo entrenador Marcelino que "desde el primer día ha creído" en el Athletic y se ha identificado con el Club, sabiendo identificar "pronto las debilidades pero, sobre todo, las fortalezas". "Ha recogido todo ese esfuerzo y trabajo y lo ha convertido en ganador", ha añadido.

Por su parte, el capitán del Athletic Iker Muniain, ha calificado de "inexplicable" la felicidad por haber logrado este título y por haber dado "alegría" a la gente, a que han sentido "muy cerca". Muniain ha lamentado que no puedan mostrar desde el balcón la Supercopa, pero se ha mostrado convencido de que "vendrán tiempos mejores" para celebrar "todos juntos" y ahora "toca ser responsable".

Asimismo, ha confiado en que el triunfo haya podido ayudar a cientos de familias y ha incidido en que seguirán trabajando para "lograr más títulos".

Por su parte, el nuevo entrenador del Athletic, tras destacar que hace 15 días estaba en Gijón y hoy en Bilbao siendo "campeón de la Supercopa", ha agradecido a las personas que confiaron en él para dirigir este "bonito proyecto y gran reto". También se ha dirigido a sus futbolistas -"que son muy grandes"- por el recibimiento que le han dado y por darle "su profesionalidad y cariño".

Marcelino ha indicado que intentarán responder con dedicación y trabajo y ha expresado su deseo de que, en este momento "tan delicado" puedan hacer "felices a esta grandísima afición" y llegar al final de temporada "con algún éxito más". "Estamos orgullos de compartir este magnífico reto y muy agradecidos. Lo único que sentimos es no poder disfrutar con la afición este éxito", ha añadido.