26 de mayo de 2019
  • Sábado, 25 de Mayo
  • 18 de abril de 2019

    Dos detenidos por asaltar una lonja juvenil en Barakaldo a punta de navaja y con dos pistolas eléctricas 'taser'

    Pertenecen a una banda que se dedica robar en este tipo de lonjas y cuyo cabecilla fue detenido el 9 de abril por su implicación en cuatro robos

    BILBAO, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Ertzaintza han detenido a dos jóvenes, de 19 y 20 años de edad, implicados en el asalto a una lonja juvenil de Barakaldo a punta de navaja y con dos pistolas 'taser' para robar las pertenencias de cinco chicos que se encontraban allí, como varios teléfonos móviles, dinero, cadenas de oro y anillos. Éstos pertenecen a una banda que se dedica robar en este tipo de lonjas y cuyo cabecilla fue detenido el 9 de abril por su implicación en cuatro robos.

    LosLos dos arrestados este pasado miércoles, junto a un tercer joven, irrumpieron en el local el pasado 23 de marzo y, exhibiendo una navaja y dos tasers, exigieron que entregaran sus pertenencias a los cinco chicos que se encontraban en el local. De este modo, se adueñaron de varios teléfonos móviles, dinero y algunas joyas, como cadenas de oro o anillos.

    Tras conocer estos hechos, la Ertzaintza inició una investigación que ha permitido identificar a los tres autores de este robo. Finalmente, dos de ellos fueron localizados y arrestados ayer en Barakaldo. Se trata de dos varones de 19 y 20 años, ambos con antecedentes policiales. La investigación sigue abierta con el fin de detener al tercer implicado, al que también se le atribuye la participación en el robo en otras dos lonjas juveniles en Gernika.

    BANDA

    Estos jóvenes pertenecen a una banda que se dedica a asaltar lonjas juveniles y cuyo cabecilla fue detenido, el pasado 9 de abril, por su implicación en cuatro robos en lonjas juveniles de Barakaldo y Gernika.

    En esos asaltos amenazaron a los jóvenes reunidos con armas de fuego simuladas, un bate de béisbol o una cuchilla para hacerse con teléfonos móviles, dinero e incluso las llaves de sus vehículos particulares. Antes de marchar les dejaban maniatados y en una ocasión golpearon con un bate a una de las víctimas.