22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 14 de marzo de 2009

    EA de Gipuzkoa apuesta por sacudirse de "inquisidores", hacer "autocrítica" y retomar los valores fundacionales

    Inicia un proceso de reflexión sobre el partido cuyas conclusiones trasladará a la Ejecutiva Nacional antes del próximo verano

    SAN SEBASTIAN, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de EA en Gipuzkoa, Iñaki Galdos, abogó hoy por "sacudirse de inquisidores" para llevar a cabo un proceso de reflexión y "descarnada autocrítica" sobre el partido, tras el "fracaso" electoral obtenido en las pasadas autonómicas vascas, con vistas a "retomar los valores fundacionales" de esta formación.

    Galdos realizó estas declaraciones durante la presentación en San Sebastián, ante decenas de militantes, del proceso de reflexión y participación 'Suspertu' que la Ejecutiva de EA de Gipuzkoa va a desarrollar para recoger aportaciones del electorado y del "entramado social, cultural, económico, universitario y de la juventud" del territorio histórico, con el fin de hacer frente a la pérdida de fuerzas que está experimentando "el nacionalismo histórico" en las últimas citas electorales.

    El presidente de EA en Gipuzkoa explicó que, a través de esta iniciativa "abierta", se pretende recabar "opiniones y analizar el fracaso" electoral del pasado 1 de marzo. "No os pedimos que nos queráis, sólo que dejéis de fastidiarnos", señaló ante las críticas de un militante que quería intervenir durante su discurso.

    Galdos recordó que el pasado 3 de marzo la Ejecutiva de EA en Gipuzkoa hizo pública su opinión de que los últimos resultados electorales de esta formación se debían a la "no reedición de la coalición con el PNV" y a la "estrategia" seguida por el partido, al tiempo que se comprometió a "iniciar un proceso de reflexión urgente" sobre el mismo.

    No obstante, apuntó que, previamente, es necesario ver si se es o no "capaz" de realizar "un absolutamente necesario y descarnado" ejercicio "de autocrítica", o se va a "practicar la política del avestruz", así como si se va a optar por "dejarse llevar por el derrotismo o el determinismo" o se va a reivindicar un "proceso" en el que los militantes de EA adquieran la categoría de "agentes políticos" con "mucho que decir para el futuro del partido, del nacionalismo y de este país".

    Además, consideró que ese "sincero análisis de autocrítica", a su juicio, tan "necesario", requiere "tres condiciones ineludibles", por un lado, "dejar de lado argumentos de manual y sumergirse en los motivos reales" que han llevado a este partido a la "difícil" situación por la que pasa, no dejarse llevar por "el derrotismo" y tener "libertad para opinar y pensar".

    En este sentido, abogó por "sacudirse" de los "inquisidores" para "opinar libremente", para reflexionar sobre el "futuro de este pueblo y del nacionalismo". "La respuesta está en nuestra mano y debemos de trabajar juntos" con vistas a "retomar los valores fundacionales" de EA que es "legítima heredera del nacionalismo histórico", una "parte de la cultura y de la tradición que no se puede cambiar", insistió.

    "HERRAMIENTAS DEMOCRATICAS"

    Asimismo, consideró que la política de esta formación debe basarse en "las herramientas democráticas" de la "ética, el carácter integrador y pactista" y no "en polos", en alusión al polo soberanista defendido por el presidente de EA, Unai Ziarreta. También señaló que EA "no puede dar la impresión, como se ha dado en ruedas de prensa vergonzantes, de renegar de un término como Euskadi, por el que el pueblo sufrió exilio y muerte".

    Galdos afirmó que este proceso de reflexión que propone para su partido debe darse también sobre todo el nacionalismo porque "el problema no es sólo de EA", sino que la "pérdida de peso del nacionalismo institucional es evidente, y el resto tampoco puede hacer la política del avestruz".

    Tras recordar que aunque el nacionalismo "sigue teniendo la mayoría" pero los "márgenes se están estrechando" respecto a las fuerzas constitucionalistas, reiteró que todo ello debe ser motivo de reflexión, para analizar "si al nacionalismo le ha ido bien cuando ha intentado la acumulación de fuerzas o apaños fuera de las instituciones".

    "El futuro no pasa por romper para cambiar, ni por renegar del camino emprendido", y aunque la situación "no es sencilla", con una EA "en situación crítica", con un nacionalismo que "necesita ganar músculo", y con un PSE que va a "cometer un fraude con su propio electorado", en alusión al apoyo del PP para obtener la Lehendakaritza, hay "ganas e ilusión", aseguró.

    Finalmente, indicó que todas las aportaciones que la Ejecutiva Regional de EA obtenga del electorado y del diferentes ámbitos de la sociedad, como el económico, cultural, universitario o de la juventud, a través del proceso 'Suspertu' se trasladarán a la Ejecutiva Nacional y se darán a conocer previsiblemente "antes del verano".

    Preguntado sobre si Unai Ziarreta debería seguir siendo el presidente de EA, Galdos se limitó a afirmar que ahora no se está pensando en esta cuestión, sino que es tiempo de "reflexionar y tomar decisiones" para que este partido "vuelva a ser el que fue en su día".

    A ello añadió que, aunque esta formación sólo haya logrado un parlamentario en las últimas autonómicas, ello "no puede ser motivo para definirlo como un partido de la oposición", puesto que "EA está gobernando en Gipuzkoa y en Álava".