22 de septiembre de 2020
7 de octubre de 2009

ELA dice que patronal y gobiernos "van juntos" en la crisis y denuncia que la consejera de Empleo no les recibe

Afirma que, con el actual diálogo social, la "única política posible se decide en Madrid" y convierten en delegaciones "todo el Estado"

BILBAO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, aseguró hoy que patronal y gobiernos van juntos en la crisis y denunció que han solicitado en "varias ocasiones" reunirse con la consejera de Empleo, Gemma Zabaleta, sin lograr que ésta les reciba.

Además, criticó que la construcción "piramidal" que se ha hecho del diálogo social es que "la única política posible se decide en Madrid y convierten en delegaciones todo el Estado".

En un mitin, celebrado hoy en Bilbao, el máximo responsable de ELA aseguró en la crisis patronal y gobiernos "vuelven a ir juntos para trasladar las consecuencias de la misma sobre nuestras espaldas".

En este sentido, criticó que la consejera de Empleo, Gemma Zabaleta, no les recibe pese a que "le hemos pedido en varias ocasiones reunirnos con ella". Además, señaló que Confebask ha dicho recientemente que la negociación colectiva es un "sin sentido y hay que acabar con ella". "Esa es la patronal y ahí está", agregó.

Muñoz indicó que van a emplear dos herramientas en esta coyuntura como la campaña que están llevando a cabo con otras organizaciones sindicales como LAB o ESK y un decálogo que "tiene por objeto continuar el gran trabajo que hicimos juntos en la Huelga general".

Sobre el debate en torno a la fiscalidad, aseguró que la clave está en que "todos los que tienen opción de gobernar está de acuerdo, maquillaje a parte, de la política que se está realizando". "Están de acuerdo en que la crisis se tiene que resolver trasladando las consecuencias más graves a los trabajadores", criticó.

"Ahora están con lo del blindaje del Concierto y el algodón que no engaña respecto a este tema es Basagoiti, ya que ha dicho que ésa es la política de derecha que queremos para toda España. Si, él quiere que en toda España se haga un paraíso fiscal para las rentas que él protege", denunció. En esta línea, resaltó que la política que se ha hecho y "que quieren seguir haciendo" en Euskadi es política de "derechas con mayúsculas".

El secretario general de ELA que animó a luchar contra la actual situación, aludió a las 150.000 firmas de apoyo al decálogo para salir de la crisis que los sindicatos nacionalistas pretenden recoger, porque ya que han adquirido el "compromiso" de "ganar el debate social para condicionar otras políticas sociales".

Además, señaló que en España más del 57 por ciento de la población con trabajo gana menos de 1.100 euros mensuales y denunció que "aquí se dan datos de medias donde suman el salario del cautivador Josu Jon Imaz con el de la trabajadora de Sabeco, que gana 730 euros". "Y lo resultante de la estadística es que todos los trabajadores comen angulas", ironizó.

DIÁLOGO SOCIAL

Por otra parte, aseguró que el diálogo social es un elemento de "desactivación" para que, patronal y gobiernos, puedan hacer "pacíficamente" lo que les interese y reseñó que éste "no ha empezado ahora", puesto que "la precariedad es hija del diálogo social en España".

En este sentido, criticó que los presentes en el diálogo social coinciden "en la involución" en materia de autogobierno y "coinciden con el sindicalismo español de punta de lanza para que no quede ningún resquicio de regulación con lo que ellos deciden en Madrid", ya que la construcción "piramidal" que se ha hecho del diálogo social es que "la única política posible se decide en Madrid y convierten en delegaciones todo el Estado".

"Sólo les faltaba la última aldea gala, la Comunidad Autónoma Vasca y en eso Patxi López, como lehendakari, la patronal, UGT y CCOO también están de acuerdo", enfatizó.

En este sentido, indicó que para explicar dicha "foto" sirve lo ocurrido en Eitb, "donde el Parlamento vasco, reunido en asamblea, ha decidido, con los votos del PP, PSE y del PNV, entrar como un elefante en una cacharrería, y decidir que el responsable en el Consejo de Administración de la casa va a ser CC.OO.".

"Lo ha decidido de la misma manera que lo hacía Franco, quién nombraba a los responsables del sindicato vertical. Esto es verticalismo puro, puesto que ¿que legitimidad tiene el Parlamento para entrar en un ámbito regulado, donde hay elecciones sindicales, para decidir que al movimiento sindical le representa un sindicato con el 20 por ciento y no uno con el 40?", se preguntó.