1 de abril de 2020
16 de noviembre de 2018

La empresa de moda Ouka recibe el Premio a la Empresa Comercial Guipuzcoana 2018 de Cámara de Gipuzkoa

SAN SEBASTIÁN, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La empresa de moda de hombre y mujer Ouka de Arrasate ha recibido este viernes en San Sebastián el Premio a la Empresa Comercial Guipuzcoana 2018 de la Cámara guipuzcoana por "su modelo de gestión, espíritu emprendedor, iniciativa, implantación de tecnologías en la empresa, orientación al cliente y compromiso con el entorno".

La entrega de premios ha tenido lugar esta noche en la sede de la Cámara en la capital guipuzcoana, y ha contado con la presencia de la viceconsejera de Turismo y Comercio del Gobierno Vasco, Isabel Muela.

Ouka se puso en marcha en 2014 de la mano de Maialen Borda, que tras finalizar sus estudios de diseño en la especialidad de moda y adquirir experiencia en el sector, con 27 años, abrió su primera tienda multimarca en Arrasate.

En 2016 creó la tienda online Ouka y el pasado año empezó a probar en webs internacionales como Amazon para conocer internamente sus capacidades logísticas de gestión. Este año Ouka ha abierto su segunda tienda física en Beasain. La empresa ha crecido pasando de tener un trabajador a seis y creando su propia marca.

Por otro lado, en la categoría '10 bitxiak' los comerciantes guipuzcoanos han elegido a diez empresas comerciales destacadas de Gipuzkoa.

Las premiadas han sido: Igaro Lurrindegia de Bergara, la peluquería Itxura de Zumarraga, la tienda de ropa Estilo de Deba, el comercio de moda Zebra Store and Gallery de Irun, Garrate Dulces Artesanos de San Sebastián, peluquería y estética Salazar Profesional de Lasarte-Oria, Labores Otea de Beasain, Calzados Koro de Errenteria, la Pastelería Ibañez-Gozona de Tolosa y Kiribil Ekodenda de Azpeitia.

En esta edición también se ha entregado un galardón especial al primer traspaso de éxito realizado en Gipuzkoa dentro del programa Berriz Enpresa a la empresa comercial Maite Estetika de Tolosa, un negocio que Maite Jiménez traspasó a Eli Karrera en 2015.

Este traspaso se llevó a cabo gracias al programa Berriz Enpresa, impulsado por el Gobierno Vasco y ejecutado por las Cámaras Vascas, que está dirigido a facilitar la continuidad empresarial en los sectores comercio, hostelería y alojamiento del País Vasco.