25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 28 de febrero de 2008

    Las empresas familiares de Bizkaia tienen una media de vida 4 años más que las no familiares y alcanzan los 20,8 años

    BILBAO, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Las empresas familiares de Bizkaia tienen una media de vida cuatro años mayor que las no familiares, alcanzando un promedio de 20,84 años, según datos ofrecidos en la jornada "Claves para mantener la competitividad y continuidad de la Empresa Familiar", organizada hoy en Bilbao por APD Zona Norte, Confianz, Garrigues y Caja Rural de Navarra.

    Conceptos como el liderazgo, crecimiento y diversificación, junto con el fortalecimiento de la cadena de la rentabilidad, son "críticos" para el desarrollo de la empresa familiar, puesto que si la familia crece más que la empresa, ésta desaparecerá o dejará de ser familiar, según las conclusiones de esta jornada, en la que se presentó un estudio de la Cátedra de la Empresa Familiar de la UPV-EHU revelando el perfil de las empresas familiares de Bizkaia. Para ello se han analizado 2.230 empresas, de las que 1.325 eran familiares y posibles familiares, frente a las 905 no familiares.

    De las empresas familiares encuestadas, el 86,19 por ciento pertenecen a la pequeña empresa (menos de 50 trabajadores), el 11,84 por ciento a la mediana empresa (entre 50 y 250 trabajadores), y solamente el 1,97 por ciento a la empresa grande (más de 250 empleados). Frente a las empresas no familiares, de las que el 66,85 por ciento son pequeñas empresas, el 24,31 por ciento medianas, y el 8,84 por ciento grandes.

    La media de trabajadores de empresas vizcaínas se establece en 81,64, mientras que en empresas familiares la media es de 43,15 empleados, frente a las no familiares, con 145,21. Como consecuencia, se puede afirmar que la empresa familiar tiene un tamaño promedio inferior a la media.

    ANTIGÜEDAD Y OCUPACIÓN

    De manera genérica, las empresas familiares tienen un promedio de vida de 20,84 años, frente a los 16,89 del resto, por lo que la titularidad familiar influye positivamente en la supervivencia y longevidad de las empresas. Dentro de las familiares, las pequeñas tienen una longevidad de 19,69 años, las medianas 28,06 y las grandes 27,75 años.

    Finalmente se analizó la ocupación y actividad de las empresas familiares de Bizkaia. El 37,36 por ciento se dedica a la Industria Manufacturera, el 26,14 por ciento al comercio, reparación de vehículos de motor, motocicletas y ciclomotores y artículos personales y de uso doméstico y el 14,06 por ciento al sector de la construcción.

    Entre las conclusiones de la jornada, se destacó que la familia empresaria debe ser capaz de establecer unas estructuras que permitan coordinar las relaciones entre familia, propiedad y dirección, lo que supone desarrollar mecanismos de gobierno en los tres sistemas (familia, propiedad y gestión) que conviven, facilitar la separación de los ámbitos en donde se deben tratar las cuestiones que afectan a cada sistema, permitir diferenciar los roles dentro de la familia y ayudar a la transferencia generacional.