13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    Erkoreka afirma que las cajas que se "resistan" a transformarse en fundaciones se exponen a consecuencias "graves"

    BILBAO, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que las cajas que "se resistan" a su transformación en fundaciones bancarias se exponen a consecuencias "graves", ya que la conversión es "obligada" por ley.

    En la rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno se ha referido, de esta manera, a la conversión de BBK y Vital en fundaciones bancarias aprobada este lunes en sus respectivas asambleas generales.

    Erkoreka ha calificado de "positivo" este paso dado por las dos entidades ya que esa transformación es "absolutamente imprescindible, obligatoria" y viene "impuesta" por la legislación vigente.

    En concreto, ha recordado que la Disposición Transitoria Primera de la Ley reguladora de las cajas de ahorro y fundaciones bancarias, de 27 diciembre de 2013 dice "claramente" que quedaran automáticamente transformadas en fundaciones bancarias las que "motu proprio" no adopten esa decisión. "Por lo tanto, o se adopta esa decisión o la decisión viene impuesta inexorablemente por el legislador con consecuencias mucho más graves", ha añadido.

    En concreto, ha indicado que esas consecuencias pasan por la imposición de "multas graves" a las entidades que no cumplan esta previsión legal. Además, también conllevaría la disolución de sus órganos de gobierno y la "automática" baja de la entidad en el registro de entidades financieras del Banco de España.

    "Por lo tanto, las sanciones previstas en el ordenamiento jurídico para quienes no den ese paso son tan graves que la medida es absolutamente imprescindible y lo es, además, en este caso porque los compromisos de las fundaciones bancarias con el mantenimiento de la Obra Social, con su arraigo económico, social e industrial en Euskadi sólo puede llevarse a cabo a través de esa transformación", ha afirmado.

    Erkoreka ha afirmado que, quien se "resista" a la transformación, sólo afrontará "consecuencias inexorables previstas en la ley, que son enormemente negativas".

    El portavoz del Gobierno vasco ha señalado que quienes ya se han transformado en fundaciones deberán "cumplir sus objetivos", que pasan "por comprometerse con Euskadi, con sus respectivas Obras Sociales y reforzar el arraigo en la sociedad, en la economía y en la industria vasca".