1 de marzo de 2021
27 de enero de 2021

ESK denuncia que una responsable de una empresa gestora de una residencia de Bizkaia se ha vacunado irregularmente

ESK denuncia que una responsable de una empresa gestora de una residencia de Bizkaia se ha vacunado irregularmente
La vacuna contra el coronavirus en Euskadi - IREKIA

BILBAO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sindicato ESK ha denunciado este miércoles la vacunación irregular de una responsable de una empresa gestora de una residencia para personas con discapacidad de Bizkaia, que tiene un convenio con la Diputación foral.

En un comunicado, la central sindical ha informado de este "nuevo fraude" en la vacunación frente a la covid-19, después de los casos conocidos de los directores de los hospitales bilbaínos de Basurto y Santa Marina, Eduardo Maiz y José Luis Sabas, que han tenido que abandonar sus cargos.

ESK ha señalado que ha sido el responsable de Grupo Norte-Fundación Aliados por la Integración, empresa gestora del centro residencial de personas con discapacidad Jesús María, convenido con la Diputación Foral de Bizkaia, quien ha recibido la vacuna contra el coronavirus "colándose de las personas que sí realizan atención directa en el centro".

El sindicato ha precisado que fue el pasado 18 de enero cuando una de las responsables del área de recursos humanos de Grupo Norte-Fundación Aliados por la Integración, sin presencia directa en el centro de atención a personas con discapacidad Jesús María, ubicado en el barro de Ibarra, en Orozko, se presentó en las instalaciones para que se le inoculara el antídoto.

"Además del hecho de que esta persona no tiene presencia en el centro de trabajo, y por tanto no realiza ningún tipo de intervención con las personas residentes, hay que resaltar que aún a día de hoy no ha sido vacunada ni siquiera toda la plantilla del centro de trabajo", ha criticado el sindicato.

La central sindical ha señalado que el centro de atención a personas con discapacidad Jesús María es "un servicio de responsabilidad pública cuya competencia, según la Ley de Servicios Sociales de Euskadi, corresponde a la Diputación Foral de Bizkaia", y se presta a través de un convenio de colaboración con la congregación religiosa de las Madres Mercedarias de Ibarra, que, a su vez, han subcontratado toda la gestión del centro al grupo empresarial Grupo Norte-Fundación Aliados por la Integración.

ESK entiende "este flagrante incumplimiento de los protocolos de vacunación como un nuevo ejemplo de la lamentable gestión que Grupo Norte- Fundación Aliados por la Integración, realizan de este centro de atención a personas con discapacidad".

Por ello, reclama la intervención del Diputado de Acción Social, Sergio Murillo, "no solo para depurar responsabilidades en torno a este nuevo caso de incumplimiento de los protocolos de vacunación, si no para revertir la subcontratación realizada por la congregación religiosa".

Para leer más