19 de junio de 2019
12 de junio de 2019

Euskadi cuadruplica el número de desfibriladores en espacios públicos y roza los 2.000 dispositivos

El número de aparatos se ha incrementado a raíz del decreto de 2015 que estableció su obligatoriedad en lugares concurridos

Euskadi cuadruplica el número de desfibriladores en espacios públicos y roza los 2.000 dispositivos
AYUNTAMIETNO DE MONZÓN

VITORIA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Euskadi cuenta con 1.931 desfibriladores automáticos instalados
en espacios públicos ajenos al ámbito sanitario, cifra que cuadruplica a la de hace cuatro años, cuando se aprobó el decreto
que obliga a instalar este tipo de dispositivos en los lugares con una elevada afluencia de público.

Los casi 2.000 desfibriladores se distribuyen entre los 1.029 existentes en Bizkaia, los 576 de Gipuzkoa y los 326 de Álava, según ha informado este miércoles el Gobierno Vasco en un comunicado.

Estos dispositivos están instalados en grandes establecimientos públicos y comerciales, aeropuertos, estaciones de autobuses, trenes y metro, instalaciones deportivas y de espectáculos, y centros educativos, entre otros.

Los desfibriladores pueden ser utilizados por personal no sanitario, por lo que su implantación en lugares concurridos ayuda a aumentar las expectativas de supervivencia de una persona en caso
de parada cardiorrespiratoria, mientras llegan los servicios de emergencias.

"SALVAR VIDAS"

El Departamento de Salud ha expresado su satisfacción por el cumplimiento del objetivo del decreto que regula la obligatoriedad de instalar estos sistemas, consistente en "salvar el mayor número posible de vidas".

La implantación de desfibriladores se ha producido no solo en los lugares en los que esta medida es obligatoria, sino también en espacios en los que su instalación ha sido voluntaria.

La promoción del uso de desfibriladores fuera del ámbito
sanitario para salvar vidas es el principal objetivo del decreto de
aprobado en 2015, a raíz de la concienciación social ante el problema de la muerte súbita.

Euskadi es una de las comunidades autónomas con mayor número de
desfibriladores, y se sitúe entre las que más ha aumentado su número en los últimos años.

APLICACIÓN DIGITAL

Por otra parte, más de 7.800 personas han instalado ya en sus
dispositivos móviles la aplicación para la asistencia a la parada cardiaca extrahospitalaria (PCEH) elaborada por el Departamento de Salud y Osakidetza, cuyo objetivo es poner al servicio de las personas información útil y ampliar sus capacidades de respuesta si se tiene que actuar en el caso de presenciar una parada cardiaca.

La aplicación, pionera en el Estado español, permite localizar los desfibriladores instalados en Euskadi. Desde que se registran las llamadas que se realizan al 112 a través de la aplicación (febrero de 2017), se han realizado 675 llamadas.

Contador

Lo más leído en País Vasco