20 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

Euskaltel pide que "se respete y se deje trabajar" al Gobierno vasco ante el concurso del servicio de telecomunicaciones

Pide que las licencias de comunicaciones móviles sean regionales y cree que se pueden crear nuevas licencias de la frecuencia de GSM 900

BILBAO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero director general, Alberto García Erauzkin, pidió hoy que "se respete y se deje trabajar" al Gobierno vasco ante la próxima adjudicación de la prestación del servicio de telecomunicaciones.

En el transcurso de una rueda de prensa, se refirió, de esta manera, al concurso que abrirá el Ejecutivo para adjudicar el servicio de telefonía fija, móvil y datos de la administración general.

A la espera de que el Ejecutivo dé a conocer el pliego de condiciones, Erauzkin indicó que el Gobierno vasco es el "principal cliente" que se puede tener en el País Vasco, porque "probablemente será el consumidor de telecomunicaciones más importante". "Por lo tanto, para Euskaltel es hoy un cliente muy importante y lo seguirá siendo en el futuro", agregó.

El responsable de Euskaltel, que recordó que más del 90 por ciento de sus ingresos provienen del sector privado y menos del 10 por ciento del público, señaló que les gustaría que a su cliente "se le respete y se le deje trabajar".

"Que se respete la profesionalidad de la mesa de contratación que existía antes y la que existe ahora. Nosotros, siempre defenderemos a nuestro cliente, a todos nuestros clientes y lo que pedimos es que a nuestro cliente se le deje trabajar", añadió el responsable de Euskaltel, operador que, desde 1998, viene adjudicándose los servicios de telefonía del Ejecutivo.

Erauzkin explicó que, en relación a estas cuestiones, a veces se habla de "presuntos tratos de favor" cuando, según afirmó, los contratos públicos son "con luz y taquígrafos" y, "además, si alguien no está de acuerdo, puede ir a los tribunales".

"Como a veces se habla de presuntos tratos de favor, lo que quiero decir es que cuando se habla de presuntos tratos de favor, lo que se está ofendiendo es a la profesionalidad de la mesa de contratación del cliente y, como es mi cliente, yo le defiendo", agregó.

FRECUENCIAS DE MOVIL

Por otra parte, en relación a la licencias de comunicaciones móviles, Euskaltel mantiene su postura de que sean regionales. Erauzkin se refirió a algunas informaciones en relación a este tema y, por un lado, precisó que, por parte de Euskaltel, no hay ningun acuerdo con Yoigo y lo que hay son conversaciones entre todos los operadores "candidatos a tener frecuencias", entre otras cosas, porque "todos estamos de acuerdo en que tenemos derecho a frecuencias que ahora no tenemos".

Asimismo, indicó que Euskaltel no está involucrada en ningún proceso para impulsar una federación de los cuatro grandes operadores de cable español de cara a concursar por este tipo de licencias.

En este sentido, reiteró que la postura de Euskaltel es la de reclamar frecuencias que se puedan asignar "regionalmente". "Estratégicamente creemos que para nosotros tener una red propia en móviles es importante", añadió.

Erauzkin indicó que, al parecer, el Ministerio de Industria se plantea crear licencias en la banda 2,6 Gigahercios, aunque "no se sabe con seguridad". Asimismo, afirmó que tampoco tienen constancia de si podría impulsar nuevas licencias de la frecuencia actual de GSM 900 megahercios, que son por las que apuesta Euskaltel. "Estamos a la expectativa de que el ministerio acabe de concretar", agregó.

El responsable del operador vasco señaló que el ministerio trasladó en su día que tenía informes jurídicos que apuntaba a que habría problemas en "quitarles porciones de frecuencia 900 adjudicadas ya a los operadores actuales, podría tener problemas jurídicos porque son concesiones administrativas".

Erauzkin apuntó que ellos tienen informes jurídicos "en sentido contrario" y señaló, ante la posibilidad de sacar licencias en la banda de 2,6 Gigahercios, que los propios operadores con red creen que "no es el momento" porque es una frecuencia "que todavía no tiene los equipamientos maduros, no tiene la tecnología madura, no hay terminales en el mercado". "Estaríamos haciendo un concurso para una frecuencia que hoy no se podría utilizar", añadió.