3 de marzo de 2021
7 de octubre de 2009

Fernández defiende que BBK se adapte a gestionar la crisis porque no le es ajena y acusa "fuerte" caída del crecimiento

Cree que el sistema financiero español está abocado a una "profunda reconversion", que será "especialmente intenso" entre las cajas

BILBAO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de BBK, Mario Fernández, afirmó hoy que, a pesar de la "sólida" posición de partida de la caja vizcaína, no es "ajena" a la crisis y se está poniendo de manifiesto un "fuerte descenso" del ritmo de crecimiento. Por ello, cree que deberá adaptarse a gestionar "adecuadamente" la coyuntura.

Fernández realizó esta reflexión en el Palacio Euskalduna en Bilbao, donde, ante una abarrotada sala, ofreció la conferencia "Efectos de la crisis sobre el sistema financiero. La situación de BBK", en el marco de la Tribuna de Reflexión y Debatede Sabino Arana Fundazioa.

El presidente de BBK se refirió a la situación del sistema financiero español y destacó que ha resistido "de manera razonable la primera oleada de crisis financiera" debido a una mayor capitalización, una gestión "más prudente" de riesgos y un modelo de negocio "más tradicional".

En este sentido, destacó que la función de supervisión y regulación del Banco de España ha sido "un factor relevante", que, según subrayó, ahora "se valora" por parte de todas las instituciones.

No obstante, cree que el sistema financiero español está abocado a "una profunda reconversión para ajustarse a la recesión" y afirmó que dicho proceso será "particularmente intenso" entre las cajas de ahorros por su "mayor exposición" al riesgo inmobiliario y por sus "limitaciones" en la captación de recursos propios.

Fernández destacó que, en el primer semestre de este año, los resultados del sector siguen descendiendo significativamente tanto en bancos (-12,1%) como en cajas (-32,7%), con un crecimiento de la mora por encima del 5 por ciento, que ha determinado en el caso de las cajas "una rebaja bastante generalizada" de los ratings.

El presidente de la caja manifestó que la crisis financiera ha puesto de manifiesto la importancia de una "sólida" capitalización para afrontar resultados negativos y riesgos "imprevistos" y la necesidad de mejorar la eficiencia.

En este sentido, subrayó que, en el caso de la BBK, de acuerdo con los datos del primer semestre de 2009, sigue siendo la entidad más solvente del sistema financiero español con un índice de solvencia de 21,5 por ciento frente al 11,1 por ciento de media, con un tramo básico (Tier I) del 14 por ciento frente al 8 por ciento del sector.

Asimismo, indicó que el riesgo inmobiliario es "notablemente más reducido", ya que sólo el 8 por ciento de la inversión crediticia tiene como destino el sector de promoción inmobiliaria frente a un 19 por ciento del conjunto de las cajas. El ratio de mora se sitúa en un 2,32 por ciento, frente al 5,17 por ciento de media del sector.

Fernández manifestó que, en consecuencia, BBK presenta una "sólida" posición de partida, pero aseguró que no viven "un una isla" y la caja "no es ajena a la crisis". "Se está poniendo de manifiesto un fuerte descenso del ritmo de crecimiento, un estrechamiento de márgenes y un crecimiento de la mora que hace que, siendo la más solvente, deberá adaptarse a gestionar adecuadamente la crisis", aseguró.

En su discurso, analizó la actual coyuntura, en la que los últimos informes del FMI, según destacó, señalan que está "mejorando la percepción sobre la crisis financiera internacional". En este sentido, manifestó que la estabilidad financiera se ha convertido en "una condición necesaria para abordar los problemas de la recesión en la economía real".

El presidente de la BBK se refirió a los "importantísimos" planes de rescate financieros impulsados por los diferentes estados y recordó que, según las cifras de la Comisión Europea, la ayuda efectiva otorgada al sector financiero desde julio de 2008 hasta abril de 2009 ascendería a más de cinco billones de dólares, superior al PIB de Alemania.

Fernández indicó que las inyecciones de capital se han extendido a entidades financieras de todo el mundo resultando un "mapa de nacionalización total o parcial de hecho de la banca de los países de tradición más liberal".

El presidente de la BBK añadió que, tras la estabilización del sistema financiero, las sucesivas cumbres de G-20 han incluido en su agenda la necesidad de "reformas importantes" para evitar que se repita lo ocurrido, pero, a su juicio, es "dudoso" que "el empuje inicial de reformador supere meras declaraciones políticas retóricas"

Por otra parte, indicó que el flujo del crédito, "elemento imprescindible" para la normalización económica, sigue "estancado" con crecimientos "nulos o negativos" y las previsiones "no apuntan hacia una mejora". "En el caso español, el crédito a empresas y particulares se encuentra asimismo estancado", apuntó.

Fernández manifestó que, como consecuencia del "extraordinario" nivel de los estímulos fiscales, ahora el riesgo se ha ido desplazando a los mercados de deuda pública, "por las dudas sobre la sostenibilidad de los niveles de deuda que se están asumiendo".