6 de diciembre de 2019
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 3 de abril de 2014

    Fernandez rechaza que el cese de Urkijo sea por diferencias políticas

    Rechaza que las víctimas se vayan a quedar "huérfanas" y anuncia que el cargo tendrá sustituto

       VITORIA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

       El secretario de paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernandez, ha rechazado este jueves que el cese del asesor de víctimas Txema Urkijo, esté asociado a "discrepancias políticas de fondo", sino que está relacionado con una "diferente manera de entender el método de trabajo, el sistema organizativo".

       En declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Parlamento vasco, Fernández se ha referido a la destitución anunciada este pasado miércoles por el lehendakari, Iñigo Urkullu, argumentando que existían diferencias en la "interpretación y ejecución" de la metodología de trabajo común que debe tener el conjunto de la Secretaría de Paz y Convivencia, que dirige Fernández y donde Urkijo era asesor y coordinador.

       Fernandez ha explicado que el cese no está asociado a "discrepancias políticas de fondo", sino que está relacionado con una "diferente manera de entender el método de trabajo, el sistema organizativo". "Hay que situarlo en este marco con una cierta normalidad. En los equipos de trabajo ocurren este tipo de problemas", ha insistido.

       Sin embargo, ha señalado que la valoración del trabajo realizado por Urkijo es "netamente positiva" y ha precisado que su cese no se ha debido a que no entregase una carta de un preso de ETA a una víctima, motivo por el que el Covite pidió su dimisión la semana pasada . "No hay una relación causa efecto, aunque está relacionado con las formas de proceder. Es relevante por la repercusión mediática que ha tenido", ha explicado

       También ha rechazado que se deba a una "incompatibilidad de caracteres" entre ambos y ha insistido en que el "problema" está relacionado con las formas de trabajo. Además, ha explicado que la "pluralidad del equipo" se tiene que mostrar en el trabajo que realizan, reflejado en el Plan de Paz,  un "guión de trabajo" que no va a ser modificado.