29 de octubre de 2020
25 de septiembre de 2019

El Fondo Alavés de Emergencia destina 29.860 euros a familias afectadas por las lluvias torrenciales en Ruanda

El Fondo Alavés de Emergencia destina 29.860 euros a familias afectadas por las lluvias torrenciales en Ruanda
El Fondo Alavés de Emergencia destina 29.860 euros a familias afectadas por las lluvias torrenciales en Ruanda - DFA

La ayuda servirá para proporcionar a 60 familias enseres de primera necesidad, planchas de tejado y depósitos de agua

VITORIA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Fondo Alavés de Emergencia (FAE), constituido por la Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Vitoria, ha destinado 29.860 euros a proporcionar enseres de primera necesidad, como colchones, mantas y esterillas, a 60 familias afectadas en el distrito de Kamonyi, en Ruanda, por las lluvias torrenciales e inundaciones acaecidas en el primer semestre del año.

En un comunicado, la institución foral ha informado de que esta ayuda abastecerá también de planchas de tejado para resguardar a las familias de la intemperie, y depósitos de agua que faciliten su conservación y almacenamiento.

Las familias beneficiadas por la ayuda se encuentran en situación de alta vulnerabilidad, están encabezadas por una persona sola, y tienen a su cargo niños y niñas menores de cinco años.

La entidad solicitante de la ayuda del Fondo Alavés de Emergencia ha sido la organización Medicus Mundi, que lleva interviniendo desde hace 25 años en esta zona de Ruanda, apoyando proyectos de higiene básica y saneamiento, atención primaria en salud y desarrollo socioeconómico.

Las entidades locales que prestarán la ayuda son Arde Kubaho y Ugama, con las que Medicus Mundi lleva colaborando varios años en intervenciones de emergencia financiadas por el FAE y diversas instituciones vascas.

LLUVIAS TORRENCIALES

La institución foral ha explicado que la estación lluviosa de este año en Ruanda se ha caracterizado por lluvias torrenciales, inundaciones, vientos violentos y desplazamientos de tierra que se han ido incrementando, principalmente, por el cambio climático, y han causado la pérdida de vidas humanas y personas heridas por la violencia de este fenómeno meteorológico.

Entre los daños materiales se encuentran la destrucción total o parcial de viviendas y otras infraestructuras como letrinas y caminos. También los cultivos y el ganado se han visto afectados, lo que conlleva un riesgo para el estado nutricional de la población.

En el distrito de Kamonyi, zona de intervención del proyecto, un millar de familias que se han visto afectadas por las consecuencias de la estación lluviosa, y han perdido sus hogares o parte de ellos, duermen a la intemperie o residen en casas vecinas, y no tienen acceso a agua potable, higiene y saneamiento.