20 de noviembre de 2019
  • Martes, 19 de Noviembre
  • 21 de octubre de 2019

    La Fundación Vizcaína Aguirre dona 'Hanging Figures' del escultor Juan Muñoz al Museo de Bellas Artes de Bilbao

    La Fundación Vizcaína Aguirre dona 'Hanging Figures' del escultor Juan Muñoz al Museo de Bellas Artes de Bilbao
    Obra 'Hanging figures' de Juan Muñoz, en el Museo de Bellas Artes de BilbaoMUSEO DE BELLAS ARTES DE BILBAO

    BILBAO, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El Patronato de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao ha aprobado la incorporación de la Fundación Vizcaína Aguirre como nuevo patrono del Museo y ha aceptado su propuesta de donación de la obra titulada 'Hanging Figures' (Figuras colgantes, 1997) de Juan Muñoz (Madrid, 1953-Ibiza, 2001), un artista hasta ahora no estaba representado en los fondos de escultura contemporánea de la pinacoteca bilbaína.

    Por este motivo, el diputado general de Bizkaia y presidente de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao, Unai Rementeria, ha dado la bienvenida a la Fundación Vizcaína Aguirre y a la importante donación de una obra representativa de la trayectoria de Juan Muñoz, unánimemente considerado como una figura "fundamental" en la renovación de las prácticas escultóricas internacionales de las tres últimas décadas del siglo XX.

    'Hanging Figures' se ha exhibido desde octubre del año pasado dentro del programa 'La Obra Invitada'. Instalada en el hall del edificio antiguo, la obra pasa ahora a formar parte de la colección del museo, y a mantener así un diálogo permanente con el espacio arquitectónico, gracias a la donación de la Fundación Vizcaína Aguirre.

    En memoria y homenaje a su fundador, y como reconocimiento a este mecenazgo "ejemplar", el vestíbulo de entrada al museo se denominará a partir de ahora "Hall Pedro de Icaza y Aguirre".

    ESTUDIO Y DOCUMENTACIÓN

    De este modo, la Fundación Vizcaína Aguirre retoma su vinculación con el museo, que se remonta al año 2001, fecha en la que se creó el Patronato. En ese momento y hasta 2015 fue patrono con el objetivo de poner en marcha el proyecto 'ARTEDER Base de Datos de Arte Vasco', un recurso de estudio y documentación que ya es "de referencia para la investigación y difusión de la creación artística de nuestro entorno", ha indicado el museo.

    Este proyecto respondía a una parte "fundamental" de la misión del museo, como es la de estudiar y difundir su patrimonio, pero también a los fines establecidos en los estatutos de la Fundación Vizcaína Aguirre
    --creada en 1916 como entidad sin ánimo de lucro-- cuyo objeto es "la implantación y sostenimiento en Bizkaia de una o diversas instituciones que contribuyan al progreso de las ciencias, letras artes o industrias", ya sea mediante la investigación, innovación o desarrollo, o a través de museos, exposiciones o centros de información.

    La Fundación Vizcaína Aguirre reafirma ahora su compromiso con la cultura y con el Museo de Bellas Artes de Bilbao al entrar de nuevo a formar parte del patronato y al donar esta obra destacada de uno de los grandes renovadores de la escultura contemporánea internacional.

    En 'Hanging Figures', dos figuras humanas realizadas en resina, con rasgos y vestimentas indiferenciados, permanecen suspendidas a 4,5 metros del techo por sogas que salen de su boca. Transmiten al espectador una "soledad y una extrañeza que responden a dos intereses fundamentales del artista: la representación trascendente de la figura humana y la alteración de la forma habitual de contemplar la escultura". Al mismo tiempo, la tridimensionalidad de la obra actúa intensamente con el espacio en el que está expuesta, otra de las constantes del trabajo del artista.

    CRISTINA IGLESIAS

    Siguiendo estas ideas, en el montaje de la pieza han sido esenciales la colaboración de la escultora Cristina Iglesias (San Sebastián, 1956) y su "profundo" entendimiento de la obra de Juan Muñoz.

    Su exhibición central en el espacio, la singularidad del repertorio arquitectónico del edificio antiguo del museo y la iluminación natural que baña el espacio crean una atmósfera escénica que provoca "sorpresa y desconcierto en el espectador. Su posición elevada y la lenta rotación de las dos piezas sobre su eje, que rompe el estatismo propio de la escultura, obligan a alzar la vista y a buscar una contemplación dinámica desde diversos puntos de vista", han explicado desde el Museo.

    Como en otras piezas destacadas de su trayectoria, Juan Muñoz consigue transformar por completo la forma habitual de contemplar la escultura que, instalada ahora de forma permanente en el espacio historicista del edificio antiguo del museo, "multiplica su intensidad expresiva".

    Con motivo de la presentación de la donación de la escultura de Juan Muñoz, Hanging Figures, se abrirá excepcionalmente durante esta semana la puerta del edificio antiguo con acceso gratuito. El público podrá visitar:
    ABC. El alfabeto del Museo de Bilbao y Los Goyas de Zubieta; Últimas adquisiciones y donaciones; El centenario de la Exposición Internacional de 1919; y donación de la escultura de Juan Muñoz, Hanging Figures, en el Hall Pedro de Icaza y Aguirre.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en País Vasco