17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 5 de marzo de 2019

    Garcinuño (Cebek) no esperaba "otra cosa" en La Naval y confía en que sea "el principio de un nuevo proyecto"

    Garcinuño (Cebek) no esperaba "otra cosa" en La Naval y confía en que sea "el principio de un nuevo proyecto"
    EUROPA PRESS - ARCHIVO

    BILBAO, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, ha confiado que, aunque "seguramente" se está ante "el final del recorrido de La Naval como tal", también sea "el principio de un nuevo proyecto". En su opinión, no se podía espera "otra cosa" en el astillero vizcaíno, teniendo en cuenta su "importante" volumen de pérdidas" y la "falta de timón".

    En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, el presidente de la patronal vizcaína se ha pronunciado de este modo después de que este pasado lunes se conociera que la titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao ha remitido el auto de despido para toda la plantilla de La Naval, integrada por 173 trabajadores.

    Garcinuño ha considerado que "seguramente" se está en "el final del recorrido de La Naval como tal", aunque ha esperado que "ojalá sea también el principio de algún proyecto empresarial nuevo que dé lugar, bajo otra denominación, al desarrollo de una nueva empresa vinculada al desarrollo de la construcción naval".

    Por su parte, ha asegurado que no esperaba "otra cosa de una empresa con un volumen de pérdidas importante y con una falta de timón a nivel industrial, de dirección del propio negocio".

    "Sabiendo de la imposibilidad de que el Gobierno Vasco entre en el accionariado de la empresa, lo que realmente cabe esperar es a que la empresa finalice su recorrido empresarial, entre en un proceso de liquidación y, a partir de entonces, es cuando de esos inversores que se han acercado a preguntar, tengamos la suerte de que alguna de ellas dé el paso para poder acceder a los activos que puedan quedar en la empresa y poder desarrollar un nuevo proyecto. Ojalá, incluso, con las personas que han formado parte de La Naval", ha apuntado.

    Preguntado por la insistencia de los trabajadores en que el rescate público es posible, ha opinado que, "cuando ha quedado patente que una empresa está al final del recorrido, por múltiples razones", es "el momento en que tiene que producirse el cambio".

    Según ha indicado, como ocurre en otras empresas, "si en ocasiones tiene que morir para que nazca otra más fuerte, tenemos que reconocer que el sector económico funciona de esta manera", aunque sea "doloroso".

    NUEVAS OPORTUNIDADES

    De este modo, ha señalado que lo que hay que hacer es "ser capaces de generar nuevas oportunidades de empleo para que el tránsito de un negocio a otro no suponga un desierto para la persona que accede al desempleo". "Ojalá éste sea un caso de estos", ha añadido.

    Respecto a la posibilidad de que continúe la actividad sin la empresa, ha recordado que ha habido "experiencias positivas" en la línea de lo que ocurrió con la Acería de Sestao, si bien ha matizado que en el caso del sector naval la competencia "es brutal".

    "Pero realmente tenemos un ecosistema muy favorable para que un determinado nicho de construcción naval sea rentable en Euskadi y, por tanto, aprovechar esas sinergias que nos aporta tener empresas auxiliares muy potentes, una buena ingeniería naval, tener un ecosistema de ayudas públicas que pueden favorecer, quizás bajo otro tamaño distinto, bajo otro subsector naval diferente, un proyecto de éxito. Tengo esperanzas y espero que así sea", ha concluido.