25 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2018

Getxo ahorra 468.000 m3 de agua de enero a agosto, lo que ha supuesto 177.000 euros para las arcas municipales

BILBAO, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

La localidad vizcaína de Getxo se ha ahorrado 468.000 m3 de agua de enero a agosto, lo que ha supuesto 177.000 euros para las arcas municipales, gracias a la campaña de detección y reparación de fugas y la modernización de los diferentes elementos de la red, que ha desarrollado el Ayuntamiento tras la finalización el pasado año de la sectorización total de la red municipal de abastecimiento de agua potable.

Según ha informado el Consistorio, se trata de una actuación que estaba prevista en el 'Plan de Gestión de la Red de Distribución de Agua Potable' que el gobierno municipal puso en marcha en 2012. Gracias al mismo, entre 2011 y 2017 se ahorraron 6,1 millones de m3 y más de 2,3 millones de euros en el pago de la factura de agua del municipio.

La implantación de los sectores comenzó en 2014 y desde inicios de este año se cuenta con una red dividida en 13 sectores, cada uno con su correspondiente caudalímetro (contador) y toma de presión de entrada de agua en el sector. La red (tuberías más acometidas), alcanza los 214 kilómetros en vías urbanas y rurales de Getxo y contiene, entre otros elementos, 70 fuentes y 1.250 bocas de riego.

Desde que el gobierno municipal puso en marcha el citado Plan de Gestión, el consumo de agua se ha reducido de una manera "importante". Así, en 2017 el consumo medio por habitante y día fue de 268 litros, frente a los 317 del 2011, y, del mismo modo, el rendimiento técnico de la red ha aumentado de forma importante. En 2011 el rendimiento teórico de la red era del 61,95% mientras que en 2017 fue del 71,87%. Se espera, además, que se finalice 2018 con un rendimiento teórico del 78%.

El concejal de Urbanismo, Obras y Servicios, Joseba Arregi, ha explicado que el objetivo del Ayuntamiento es conseguir un rendimiento del 80-85%, "un porcentaje que está por encima del 75% establecido en Europa para las redes de distribución de agua potable".

Según ha avanzado Arregi, "el siguiente paso, en 2019, es la regulación de presiones para evitar roturas y mejorar la eficacia de la red en los 13 sectores, además de avanzar en la telegestión de avisos sobre alteraciones de presiones en la red, afecciones, roturas".

Así mismo, ha señalado que la instalación progresiva de reguladoras de presión, así como de detectores de fugas automáticos permitirá conocer las presiones de la red y sus cambios, "cuestión clave para evitar en la misma futuras roturas y poder mantener su eficacia, por motivos medioambientales y económicos".

Para leer más