23 de enero de 2019

Gobierno Vasco prorrogará los Presupuestos 2018 tras fracasar sus negociaciones con EH Bildu

El Ejecutivo celebrará este jueves Consejo de Gobierno extraordinario para acordar su retirada BILBAO, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

12 de diciembre de 2018

El Gobierno Vasco ha anunciado esta pasada medianoche la retirada del proyecto de Presupuestos vascos para 2019 al fracasar las negociaciones para alcanzar un acuerdo con EH Bildu y expirar el plazo que había concedido a la coalición abertzale para cerrar el pacto.

El Ejecutivo autónomo celebrará este jueves a las ocho de la mañana un consejo de Gobierno extraordinario para aprobar la retirada de las Cuentas vascas, lo que significará prorrogar las Cuentas de 2018.

El proyecto de Presupuestos vascos para 2019 se elevaba a 11.784,1 millones, lo que suponía un incremento absoluto del 2,6% respecto al anterior. Las Cuentas planteaban un aumento del 7,4% en la inversión pública hasta los 991,5 millones y del 6,5% en innovación.

Las negociaciones entre Gobierno y EH Bildu se han intensificado estos últimos días y han sido continuos los contactos, dado que este miércoles a medianoche concluía el plazo ofrecido por el Ejecutivo autónomo para poder llegar a un pacto presupuestario.

El Gobierno Vasco anunció este martes que, si no se llegaba a un acuerdo antes del día 13, retiraría el proyecto de Presupuestos para evitar que, sin un pacto cerrado, la oposición pudiera sumar fuerzas en la Comisión de Presupuestos del Parlamento vasco -convocada para este jueves- para modificar el proyecto diseñado por el gabinete de Iñigo Urkullu.

En estos momentos, el Ejecutivo autónomo únicamente mantenía negociaciones con EH Bildu, ya que el resto de grupos de la oposición, Elkarrekin Podemos y el PP decidieron enmendar a la totalidad las Cuentas.

Precisamente, este pasado martes dos de los 18 parlamentarios de EH Bildu se abstenían en el pleno de debate de las enmiendas a la totalidad para evitar la devolución de las Cuentas con la intención de seguir negociando.

En los últimos días, los contactos se habían intensificado y este fin de semana el Gobierno Vasco anunciaba, tras un intercambio de planteamientos en las últimas semanas, que EH Bildu tenía sobre la mesa una nueva propuesta del Ejecutivo sobre el posible complemento de las pensiones más bajas vía Renta de Garantía de Ingresos (RGI).

El principal escollo ha estado en la reivindicación planteada por EH Bildu de complementar las pensiones más bajas. Desde el Gobierno Vasco se entiende que es un tema que excede sus competencias y la única posible vía para hacerlo sería a través de la RGI.

PROPUESTA DEL GOBIERNO

En esa propuesta, el Gobierno Vasco planteaba, entre otras medidas, un incremento en la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) para las personas pensionistas perceptoras de estas ayudas del 7% en 2019 y del 5% en 2020, con lo que se alcanzarían los 783,65 euros el próximo año y los 822,83 euros el siguiente.

El consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, detallaba que esta oferta, sumando sus distintas medidas, estaba valorada en 104,08 millones para 2019 y en 35,8 para 2020, con lo que sumaría 140,6 millones.

Sin embargo, la respuesta de EH Bildu fue que este planteamiento estaba "lejos" de sus pretensiones", aunque apostaba por seguir trabajando para lograr un acuerdo con el Gobierno Vasco hasta el día 21 de diciembre, cuando estaba fijado el Pleno para la aprobación de las Cuentas.

Este mismo miércoles el Ejecutivo autónomo realizaba una última propuesta y advertía de que era la "definitiva". En esta última propuesta, el Ejecutivo se comprometía a incrementar los complementos a las pensiones mínimas que se aportan a través de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) en un 7% el próximo año, mientras que en 2020 se produciría una nueva subida del 6% y, en 2021, otro incremento fijado en el IPC más el 1%.

De esta forma, dadas las previsiones sobre la evolución de la inflación, en 2021 se garantizaría que ningún pensionista vasco que cumpla con los requisitos de acceso a la RGI cobre menos de 858 euros, cifra que EH Bildu reclama que se garantice ya a partir de 2019.

El Gobierno también trasladaba que estaba dispuesto a "promover la contratación indefinida" y la aplicación de un salario medio "referencial" de 1.200 euros en las empresas beneficiarias de las distintas líneas de ayudas al empleo que ofrece el Ejecutivo.

En una comparecencia pública, el consejero de Hacienda defendía que esta propuesta, la quinta que presenta el Ejecutivo, "cumplía básicamente" las demandas de EH Bildu y que habían hecho un "esfuerzo máximo" por llegar a un acuerdo. Azpiazu no daba por rotas las negociaciones.

Previamente, EH Bildu ya había anunciado que esta oferta era "inasumible e insuficiente" e instaba al Ejecutivo a presentar una nueva propuesta porque mantenían "su mano tendida".

La coalición defendía que su grupo había "cedido mucho" en las negociaciones y recordaba que en la última propuesta de acuerdo que plantearon al Gobierno, se establecían tres demandas prioritarias: complementar las pensiones mínimas para que ningún pensionista vasco cobre menos de 858 euros, ampliar la cobertura de estos complementos para que lleguen a más de 190.000 personas, y establecer un salario mínimo de 1.200 euros en los contratos de adjudicaciones y trabajos financiados con fondos públicos.

Esta tarde EH Bildu volvía a contactar con el Gobierno Vasco para reiterarles su oferta y el Ejecutivo autónomo le comunicaba que la suya era la definitiva y que todavía había tiempo para el acuerdo, un acuerdo que finalmente no ha llegado.