20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 9 de julio de 2014

    Erkoreka no prevé que "ni una sola caja" deje de convertirse en fundación

    Erkoreka pide a la IA que apoye "las previsiones legales" para luego "pactar" estrategias que garanticen "arraigo" de Kutxabank en Euskadi

    Erkoreka no prevé que "ni una sola caja" deje de convertirse en fundación
    EUROPA PRESS

    BILBAO, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha esperado que, pese a la oposición de determinados sectores a que Kutxa se convierta en fundación bancaria, "ni una sola caja" deje de cumplir este trámite legal y "asuma las gravísimas consecuencias" que conllevaría no hacerlo.

    Por ello, ha pedido a la izquierda abertzale que abandone su "estrategia alicorta" y asuma que "el futuro da las cajas es seguir con las previsiones legales" para, "a partir de ahí, pactar las estrategia compartidas" que es necesario llevar a cabo desde Kutxabank "para su arraigo en Euskadi".

    En declaraciones a Europa Press, Erkoreka ha esperado que "se imponga la cordura en todo el mundo" y se asuma que, para garantizar que se mantenga el "arraigo en Euskadi" de las cajas vascas así como la obra social y su "compromiso con la economía y la industria vasca", el "primer paso" es el de su transformación en fundaciones bancarias.

    "Es una exigencia legal, inexorable, y que ha de producirse dentro de un plazo perentorio, porque la ley es clara a este respecto", ha manifestado.

    Según ha recordado, la normativa impone que las cajas que, antes de concluir 2014, no se transformen en fundaciones bancarias, "lo harán por imperativo legal", bien "voluntariamente", bien por "imposición de la propia ley".

    Erkoreka ha precisado que, a partir de ese momento, "las consecuencias serán, en principio, graves para la propia caja que se resista a aplicar ley" porque "será merecedora de una multa importante por infracción muy grave del ordenamiento jurídico".

    Pero, además, ha añadido que la transformación "automática por ministerio de la ley", significará "la automática disolución de los órganos de gobierno" de estas entidades y la baja automática en el registro de entidades financieras del Banco de España.

    "Se trata de consecuencias muy graves para quien, realmente, esté pensando en la viabilidad de una caja de ahorros y en su futuro", ha manifestado.

    Por ello, cree que "lo que procede es cumplir, en este momento, los requisitos de la ley" para que, "una vez cumplidos", se disponga de "los instrumentos correspondientes para ponerlos al servicio de los objetivos que se predican", la "consolidación de la obra social y el compromisos de las entidades con el mercado crediticio y la industria vasca". "Esto solo va a poder conseguirse de manera efectiva y real si hoy se da el paso de transformar las cajas en fundaciones bancarias", ha dicho.

    Ese objetivo, "de otra manera" supone, a juicio del portavoz del Ejecutivo, "una quimera, en este momento". "Podemos especular sobre lo que podía haber sido y no fue pero, en este momento, los pasos que garantizan que esos objetivos se puedan cumplir solo se va a conseguir dando los pasos que están previstos en la ley", ha dicho.

    Según Erkoreka, una vez cumplida esa premisa por las tres cajas vascas, "se iniciará la reflexión sobre lo que conviene hacer y las estrategias conjuntas que es preciso llevar a cabo para que un objetivo compartido por parte de todos se pueda asegurar".

    KUTXA

    En el caso de Kutxa, única caja que queda por dar el paso a su conversión en fundación bancaria, ha indicado que todavía quedan seis meses de plazo poder cumplimentar este objetivo. "Seis meses es un plazo suficiente para que la transformaciones se pueda llevar a cabo", ha estimado.

    Además, ha asegurado que el Gobierno vasco confía en que "los pasos previstos en la ley se cumplan por parte de todo el mundo" y que "a partir de ese momento, sea posible diseñar esa estrategia compartida" de consolidación de Kutxabank "como banco vasco comprometido con Euskadi".

    Erkoreka ha señalado que el Ejecutivo autónomo "no se pone en la hipótesis" de que "ni una sola caja de ahorros vaya a soslayar las obligaciones legales y asuma las gravísimas consecuencias que anuda la ley al incumplimiento de la previsión relativa a la obligatoria transformación de las cajas en fundaciones bancarias".

    "Sería grave porque las consecuencias no son, precisamente, irrelevantes, sino muy lesivas para la caja que se resista a dar cumplimiento a esas obligaciones y quienes tienen cuentas en esas entidades", ha reiterado.

    ESTRATEGIA POLÍTICA

    Para Erkoreka, la "estrategia política" de la izquierda abertzale respecto a Kutxabank, "que por otra parte, no sería novedosa", tiene "tintes demagógicos evidentes" y contiene "afirmaciones que no se corresponden, en absoluto, con la realidad".

    "Cuando nos dicen que no es cierto que se impone la transformación de cajas de ahorro en fundaciones bancarias, no se está leyendo correctamente la ley, que lo dice taxativamente", ha dicho.

    Aunque ha afirmado que la estrategia de la izquierda abertzale respecto a las cajas vascas y a Kutxabank "no es ninguna novedad", porque "estamos acostumbrados a verles actuar de esa manera", ha deseado que "en este caso, más allá de la estrategia 'alicorta' en la que está incursa, asuma que lo mejor para el sistema financiero vasco y el futuro da las cajas es seguir con las previsiones legales y cumplirlas en sus justos términos".

    Según ha dicho, "a partir de ahí" se pueden "pactar las estrategias compartidas" que es necesario llevar a cabo desde Kutxabank "para el arraigo en Euskadi".