20 de septiembre de 2019
18 de octubre de 2014

Gobierno vasco recurrirá la Ley de liberalización de horarios comerciales

Cree que "vacía, de hecho, sus competencias exclusivas en materia de Comercio"

BILBAO, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno vasco recurrirá la nueva Ley para la liberalización total de horarios comerciales en municipios de gran afluencia de turistas. Este viernes se ratificó la norma y el Ejecutivo de Iñigo Urkullu lo impugnará, como también hizo con el Real Decreto-Ley 20/2012 referido a horarios, rebajas y festivos.

En un comunicado, el Gabinete de Urkullu destaca que la nueva Ley "no contempla la capacidad de las comunidades autónoma "para definir lo que son zonas de gran afluencia, e impone la aplicación de los criterios y circunstancias explicitados por el Estado". A su juicio, "esto priva a Euskadi de margen de actuación, vaciando de hecho sus competencias exclusivas en materia de Comercio".

Este recurso será el segundo paso que da el Gobierno vasco, después de la Resolución del 2 de setiembre, para evitar que la liberalización total afectara a todo el municipio de Bilbao

El Ejecutivo de Euskadi cree que, con la reforma desarrollada por el Estado, "si bien se mantiene la competencia en las comunidades autónomas, para, a propuesta de los ayuntamientos, determinar y declarar las zonas de gran afluencia turística, se introducen como legislación básica las circunstancias -detallándolas exhaustivamente- que deben concurrir para calificar a las mismas, así como los criterios y umbrales para determinar los municipios en los que procede dicha declaración".

CAPACIDAD DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Asimismo, subraya que también se ha reservado el Estado la facultad "para revisar por razones de política económica los citados umbrales".

Para el Gobierno vasco, "el criterio jurisprudencial, que venía a confirmar la capacidad de las comunidades autónomas para precisar las zonas de gran afluencia, no ha sido atendido con la nueva regulación del Estado".

"Esta capacidad de las mismas se ha transformado en una labor de detalle, de pormenorización, o si se quiere, de mera aplicación de los criterios y circunstancias explicitados exhaustivamente por el Estado, privando a aquéllas de margen para llevar a cabo su propia política pública en materia de horarios comerciales", asegura.

Asimismo, el Gobierno vasco estima que las modificaciones incluidas en el Real Decreto-Ley "son contrarias a la doctrina del Tribunal Constitucional que reiteradamente ha manifestado que el Estado en el ejercicio de competencias básicas no puede agotar la regulación de una determinada materia, dejando sin margen normativo propio a las comunidades autónomas con competencia en la materia".