15 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 24 de septiembre de 2009

    La Guardia Civil se incauta de un contenedor con más de 900 cajas de tabaco en el Puerto de Santurtzi (Bizkaia)

    BILBAO, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Guardia Civil, en colaboración con la Unidad de Riesgos de la Aduana de Bilbao, se incautaron a principios de este mes de septiembre en el Puerto de Santurtzi (Bizkaia) de un contenedor con más de 900 cajas de tabaco, lo que supone unas 455.000 cajetillas de cigarrillos de diferentes marcas internacionales.

    Según informó la Delegación del Gobierno en el País Vasco en un comunicado, la incautación de este envío pudo ser posible gracias al estudio y análisis de las mercancías con destino a Europa que utilizan el territorio nacional como vía de tránsito.

    Dicha mercancía, que había iniciado su periplo por España carente de cualquier tipo de autorización administrativa ni sanitaria, estaba a la espera de ser embarcada el pasado día 4 de septiembre, por vía marítima desde el Puerto de Santurtzi hasta el puerto irlandés de Dublín. Allí, podría haber alcanzado en el mercado ilícito un valor superior a los 1.556.000 euros.

    La Guardia Civil continúa con las investigaciones con el fin de descubrir a los responsables del envío. Mientras, el cargamento de tabaco aprehendido ha pasado a disposición de un Juzgado de Barakaldo.

    En algunas ocasiones, el tabaco se distribuye en países europeos sin haber satisfecho los necesarios impuestos especiales, mientras que en otras, se trata de productos elaborados sin la correspondiente licencia de fabricación y venta, comercializándolo posteriormente bajo etiquetado y empaquetado de marcas conocidas. Para ello, las mafias del contrabando utilizan empresas fraudulentas y titularidades no existentes.

    Aproximadamente, el 90 por ciento del tabaco de contrabando que se logra incautar es falso y procede por lo general, del sudeste asiático. Esto provoca que puedan verse afectados los derechos de propiedad intelectual de las diferentes marcas tabaqueras, además de que estos productos no cuentan con el debido control sanitario.